Coartar la crítica política también es limitar la libertad de expresión

Captura de pantalla 6

Si hablamos de libertad de expresión, lo primero que nos viene a la cabeza es el debate ante los límites de la censura en la expresión de una idea o una crítica. Pero hay otras formas de coartar la libertad de expresión y también existen límites. Una de las más sutiles es la que utiliza Jesús Moreno en Tres Cantos, limitar cualquier posibilidad de crítica de su gestión.

Así, vimos como trató de arrebatar a los vecinos la posibilidad de preguntar en los plenos. Su idea era que todas las preguntas debían realizarse con 48 horas de antelación y por escrito.  Justificaban su propuesta alegando que así podrían contestar con toda la información disponible a la ciudadanía. La realidad ha sido que Jesús Moreno ha utilizado esa norma para filtrar qué preguntas llegan al pleno y cuales no.

Otra obsesión de Jesús Moreno es la comunicación. En 2019 gastó 190.00€ en “comunicación social, boletín municipal y vídeos y reportajes fotográficos”. En 2021 tiene presupuestados 215.000€ en estas tres partidas. A esto, habría que sumar otras partidas como los sueldos de los cargos de confianza que trabajan en el área de comunicación y cuyo trabajo, la mayor parte del tiempo es seguir la agenda del alcalde.

Pero lo peor es cómo entiende Moreno la comunicación. En Tres Cantos falta información pública y sobran alabanzas a una gestión que hace agua. Jesús Moreno confunde la información pública con comunicación partidista.

El dinero de los tricantinos se debería destinar a información pública útil y de calidad. Todos recordamos los problemas producidos por Filomena. Durante aquella crisis faltó información útil a los vecinos mientras Moreno nos enviaba varios vídeos de lo bien que iban las cosas. Otro ejemplo es el proyecto Metropolitan Park, hemos visto un vídeo de película de un proyecto imposible y muchos artículos hablando de un proyecto que desconocemos, porque no hay información útil para la ciudadanía de qué van a hacer y dónde lo van a hacer. Echamos de menos, también, que el Boletín Municipal incluya en la agenda municipal las actividades que las asociaciones del municipio desarrollan. Un sinfín de actividades de calidad que la ciudadanía desconoce porque como dice el alcalde, “no tenemos páginas para todos”. En cambio, todos los números tenemos muchas páginas dedicadas a los miembros de su equipo de gobierno.

Si añadimos a la ecuación que muchos medios locales reciben sustanciales cantidades de dinero público procedente del Ayuntamiento y a los que Jesús Moreno castiga financieramente si son críticos con su gestión, tenemos una sutil forma de coartar la libertad de expresión, sin que lo parezca. Por eso es de agradecer que haya medios de comunicación independientes que pongan el servicio público y el periodismo por encima de su cuenta de resultados.

Rubén Moris Arellano

Secretario General del PSOE de Tres Cantos

Artículo publicado en Ciudadano Tricantino n.3 (julio-agosto 2021), en Tribuna Política

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Personalizar cookies
Privacidad