Infancia en Tres Cantos: cara y cruz de la moneda

5D3A5469

Tres Cantos es una ciudad joven, llena de niños, niñas y adolescentes con sus familias. Son el presente y el futuro de Tres Cantos. Y debemos hacer que esta ciudad les proporcione todo lo que necesitan con la mejor calidad: educación, sanidad, cultura, ocio, deporte, etc. 

Conscientes de esta situación, propusimos en 2016 que Tres Cantos se convirtiera en Ciudad Amiga de la Infancia, un reconocimiento que otorga UNICEF a las ciudades que manifiestan claramente el cumplimiento de los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes de acuerdo con la Convención de los Derechos del Niño. 

Ello requiere que se abran espacios de participación donde la infancia y adolescencia puedan trasladar sus inquietudes, sus preocupaciones, sus propuestas y sus proyectos a los representantes políticos de la Corporación municipal. Y, para darle cumplimiento, se organizan los plenos de Infancia y Adolescencia; hace unas semanas celebramos la tercera edición, y fue, como las dos anteriores, todo un éxito. 

Pidieron más becas para estudiar, más espacios para hacerlo (en la zona nueva no hay sala de estudios ni biblioteca), un anfiteatro para espectáculos al aire libre (aprobado gracias a una iniciativa también socialista en el último pleno), instalar un buzón en la Casa de la Juventud para fomentar aún más la participación, mayor apoyo para las familias y personas vulnerables, transporte gratuito y sostenible, más locales de ocio y ensayo, organizar eventos multiculturales y, por último, un centro integral para el cuidado de nuestras mascotas. Pero hubo una petición especial que resonó con especial fuerza en el salón de plenos. Pedían que se tuviera en cuenta su salud. 

Lo hacían muy preocupados por la falta de pediatras en Tres Cantos. De hecho, mientras se producía el pleno, las familias tricantinas se concentraron para exigir que se cubrieran todas las plazas de forma inmediata. 

Y aunque el PP siga mirando a otro lado, en Tres Cantos y en Madrid, los menores y sus familias han dicho basta de seguir jugando con su salud, basta de jugar con uno este derecho fundamental que debemos blindar.

Asistimos atónitos a la impasividad del alcalde, que, por no arriesgar su futuro político en Madrid, no se atreve a decirle a Ayuso que el acceso a la salud pública es intocable; mientras, asiste a los plenos de infancia y juventud para prometerles poner en marcha sus ideas. Una promesa más incumplida antes ni siquiera de hacerse. Un alcalde sin palabra, un alcalde que no cuida nuestra salud.

El 23 de noviembre vimos la cara y cruz de la moneda. Tres Cantos merece ser Ciudad Amiga de la Infancia, pero no merece un gobierno que no la protege y no defiende todos y cada uno de sus derechos. 

Grupo Municipal Socialista

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalizar cookies
Privacidad