Carta a los Reyes Magos

5D3A5469

Queridos Reyes Magos:

Creemos que este año hemos sido buenos. Es más, podríamos decir que hasta muy buenos.

Gracias a nuestro trabajo hemos conseguido que se den ayudas a los comerciantes locales con el “Nuevo pacto por el impulso de Tres Cantos”. Logramos que todos los partidos políticos estuvieran de acuerdo en apoyar al comercio local.

También hemos promovido el bono cultural joven de Tres Cantos para que los menores de 25 años tengan mucho más fácil acceder a todos los espectáculos municipales y así promocionar la cultura y el ocio alternativo. Lamentablemente seguimos esperando a que se ponga en funcionamiento.

Además, gracias a nuestra iniciativa, los adolescentes cuyas familias no puedan comprar una bici o un patinete tendrán ayudas económicas desde el ayuntamiento. Así favoreceremos su autonomía y potenciaremos una movilidad más sostenible. En este caso también seguimos esperando que se lleve a cabo.

Conseguimos que el ayuntamiento al completo se posicionara públicamente contra el maltrato animal que estaba ocurriendo en la empresa Vivotecnia.

Intentamos que se dieran cursos gratuitos de natación para niños y niñas de 3-4 años para asegurarnos de que todos aprendieran a nadar y prevenir posibles accidentes en el futuro. Aunque esto no hemos podido aprobarlo porque no estamos en el gobierno.

También anunciamos nuestra intención de proponer cursos gratuitos de inglés y de robótica para menores tricantinos, pero el gobierno ya nos advirtió de que no nos iban a apoyar en esta iniciativa, así que tuvimos que posponerla.

Lo mismo nos pasó con la idea de poner nombres de mujeres científicas a algunas calles de la zona nueva. Quisimos dar importancia a la ciencia y que nuestras hijas tuvieran referentes femeninos en estudios técnicos, pero no conseguimos el apoyo del gobierno local.

En cambio, sí que hemos conseguido que haya una parte de presupuestos participativos, para que los vecinos puedan decidir en qué se invierte su dinero.

Y, hablando de dinero, propusimos que se creara la “unidad de asuntos europeos” para que monitoricemos y solicitemos los fondos y ayudas que desde Europa se destinan a los municipios españoles. El gobierno tampoco lo aceptó.

Estas son solamente algunas de las cosas que hemos hecho durante este año, además de reunirnos con vecinos y vecinas, asociaciones, clubes deportivos, casas regionales, visitar a comerciantes locales cada semana, plantar árboles, pelear porque se abran las urgencias, reclamar una residencia pública para mayores… No hemos parado ni un momento.

Así que, para este nuevo año, queremos pediros que nos ayudéis a conseguir unas cuantas cosas que nos parecen necesarias para mejorar nuestra ciudad:

  • La reapertura de las urgencias, que llevamos casi dos años con ellas cerradas y no paramos de pedirlo.
  • Una residencia pública para mayores. Porque es necesaria y, además, se la merecen.
  • Una escuela infantil pública. Nos gustaría que hubiera más, porque hay mucha lista de espera, pero por lo menos necesitamos una.
  • Que las tasas para hacer deporte bajen. Igual con una ayuda desde el ayuntamiento…
  • Mejorar el transporte público. Nos vendría muy bien aumentar la frecuencia, una línea directa a Moncloa, coordinar los horarios de los autobuses con los de RENFE y trenes hasta más tarde, para poder ir y volver a Madrid si mirar constantemente el reloj.
  • Y, sobre todo, que este sea el año en el que, por fin, nos podamos olvidar del virus.

Artículo publicado en el Boletín municipal del Ayuntamiento de Tres Cantos (número 145, enero 2022)

Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Personalizar cookies
Privacidad