En el pleno extraordinario celebrado el pasado viernes 14 de febrero, el Grupo Municipal Socialista votó a favor de la implementación del nuevo Reglamento Orgánico Municipal (ROM), después de haberse comprometido a apoyar el documento del PP solo si el equipo de gobierno finalmente accedía a modificar el apartado relacionado con la participación vecinal. 

Como las alegaciones presentadas por los socialistas, la Asociación de Vecinos y de un vecino en particular fueron incorporadas al nuevo ROM, los concejales del PSOE cumplieron la palabra dada y apoyaron la iniciativa. El PSOE consiguió así que la participación vecinal en los plenos pueda seguir siendo espontánea, de forma oral y directa, tras registrar previamente, en el momento, sus preguntas en un documento creado a tal efecto para cada sesión plenaria.y no solo a través del registro previo de las preguntas con 72 horas de antelación, como pretendía el PP. 

«A pesar de que no nos gusta este ROM y no hay motivos para estar contentos, nos comprometimos a que si el gobierno incorporaba la alegación para que los vecinos y vecinas puedan también preguntar sin necesidad de registrarse votaríamos a favor, y tenemos palabra», explicó en su turno de palabra el portavoz socialista, Vicente López. «Este ROM sigue teniendo muchas zonas oscuras, nos hubiera gustado tener la oportunidad de sentarnos con tiempo y negociar un reglamento más igualitario y justo para todos y todas y que fuera consensuado entre todos los grupos», se lamentó.  

 
Nuevas relaciones de puestos de trabajo municipales
 

El Grupo Socialista también votó a favor de las nuevas relaciones de puestos de trabajo municipales presentadas por el PP, después de que sindicatos y gobierno llegaran a un acuerdo. «Nuestra posición ha sido siempre de respetar los acuerdos entre el gobierno y la junta de personal y la seguiremos manteniendo. Pero es un sí condicionado por los propios sindicatos. Estaremos atentos a que las condiciones marcadas por los trabajadores se lleven a cabo y se respeten», intervino López. Aunque se lamentó de que el PSOE lleva 10 años exigiendo un organigrama municipal y la respuesta del PP ha ido desde un «no es necesario» hasta el «estamos trabajando en él» que nunca se concreta. 

«También está pendiente un reglamento de valoración ponderado que evite desigualdades. Aprovechando la magnífica situación económica de nuestro ayuntamiento, debe realizarse una oferta pública de empleo que cubra las carencias que tenemos, y un plan de formación personalizado por área  y puesto, ya que no se cubren las bajas de larga duración, y se amortizan las plazas de jubilaciones. No valen parches ni contratos menores», finalizó López.