El Equipo de gobierno de Jesús Moreno está haciendo una gestión descoordinada, opaca y partidista de un problema muy grave que afecta a muchos vecinos de Tres Cantos. No ofrece información y están adjudicando contratos menores para la rehabilitación de la cubierta de la piscina, la fórmula menos transparente de las posibles en la contratación con administraciones públicas.

Una nube de opacidad y desinformación vuelve a posarse sobre Tres Cantos. El gobierno del PP ha adjudicado dos contratos menores a una misma empresa. Uno para realizar el informe sobre el estado de la cubierta de la piscina del Gabriel Parellada y otro para realizar su proyecto de rehabilitación. Además de que ninguno de estos dos contratos incluye la propia obra de rehabilitación y que se utiliza la fórmula más opaca de las posibles, la concejala de Deportes dice que no tiene el supuesto informe que justifica su cierre y sustitución.

“No entendemos por qué no se ha realizado una licitación pública para encarar todo el proyecto a la mayor brevedad posible y garantizando la libre concurrencia. Ni por qué se ha elegido una adjudicación directa por la fórmula de contrato menor. Más aún cuando la cámara de cuentas ya ha dado un tirón de orejas al Ayuntamiento de Tres Cantos por la utilización abusiva de esta fórmula”, denuncia Vicente López, portavoz del Grupo Municipal Socialista.

Para tratar de aclarar todos estos interrogantes, el Grupo Municipal Socialista convocó la Comisión de Vigilancia de la Contratación del Ayuntamiento de Tres Cantos. Esta reunión no se pudo desarrollar porque los representantes del Partido Popular ni siquiera vinieron a la misma alegando que no se habían enterado de la convocatoria y, por supuesto, sin aportar los documentos solicitados para la celebración de la misma.

Todo comenzó el pasado 12 de diciembre, cuando la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Tres Cantos anunciaba que, tras un informe que se realizó como consecuencia de las labores rutinarias de mantenimiento de la piscina cubierta del polideportivo Gabriel Parellada, se aconsejaba, bajo criterios de seguridad, el cierre de la piscina para la sustitución de su cubierta. En esa misma nota de prensa se decía que en ese informe se “detallan algunas irregularidades derivadas del mal estado de los materiales con los que se construyó la cubierta en 1997 y que no eran los adecuados para este tipo de instalación deportiva”.

Es decir, por un lado se habla de mantenimiento rutinario y por otro se culpa del deterioro de la cubierta a los materiales elegidos por la administración que encargó la obra hace 23 años. De la responsabilidad del mantenimiento de los gobiernos del Partido Popular durante los más de 17 años entre su construcción y hoy, no se dice nada.

El Partido Socialista ha solicitado ese informe a la concejala de Deportes en comisión y en pleno. La respuesta en ambas ocasiones ha sido que no tiene informe alguno.

Sorprende que en noviembre de 2019, desde el área de Deportes se adjudicara un contrato menor a una empresa por valor de 6473,08€ con el fin de realizar un estudio para conocer el estado de la cubierta. Y que a la luz del mismo se haya cerrado la instalación. Todo esto sin que la concejala del área tenga el informe que justifica sus acciones, según ella misma ha declarado.

Sorprende también que el 2º teniente de alcalde y anterior concejal de Deportes, Javier Juárez, en diciembre de 2019, haya adjudicado otro contrato menor a la misma empresa por valor de 14625€ para la realización del proyecto básico, ejecución y dirección facultativa de la rehabilitación de la cubierta de la piscina. Pero el informe en el que se basa la rehabilitación ni si quiera lo ha visto la concejala del Área ni la oposición. La descoordinación es notable.

También nos consta que los problemas de la cubierta son conocidos por el equipo de gobierno de Jesús Moreno desde hace al menos dos años. De hecho, la piscina cubierta se cierra todos los meses de agosto para tareas de mantenimiento. Es poco creíble que hasta noviembre, no haya habido ningún informe que alertara del estado de la cubierta. Por eso hemos solicitado también los informes de las empresas de mantenimiento que se han encargado de este asunto los últimos cuatro años. Ningún informe nos ha sido facilitado por el gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento.

“Es lamentable la actitud del equipo de gobierno de Jesús Moreno. No contestan a nuestras preguntas ni en comisión, ni en los plenos o directamente mienten. No nos dan la información que solicitamos y los expedientes municipales están inaccesibles para la oposición. No vienen a los órganos municipales donde tienen que rendir cuentas. Se trocean las facturas en contratos menores en lugar de hacer una licitación pública. A Jesús Moreno le ha sentado fatal la mayoría absoluta, debería dejar de pasearse tanto por la ciudad y dedicarse a poner orden en su nuevo equipo que está descoordinado, desorientado y sin hacer el trabajo para el que fueron elegidos”, añade Vicente López.