Los concejales socialistas Vicente López, Silvia Lucena y Carolina Muñoz han pasado ayer por el espacio De Cerca de Canal Vicus para hablar de algunos de los temas de actualidad en Tres Cantos, sobre todo de dos que se tocarán en el pleno extraordinario de esta semana: Reglamento de Organización Municipal (ROM) y Presupuestos Municipales. 

Los ediles del PSOE de Tres Cantos mostraron su sorpresa, una vez más, por la actitud del Partido Popular con respecto al ROM, al que quieren actualizar a costa de reducir capacidad de control de la oposición sobre el gobierno. «Quieren un ROM en el que la oposición tenga que pasar con antelación sus preguntas al pleno, que podríamos aceptarlo, pero luego no tendríamos capacidad de réplica», explicó Lucena.

La modificación del PP por parte del ROM también afectaría a la participación ciudadana, ya que los vecinos y vecinas tendrían que registrar 48 horas antes sus preguntas al pleno, luego asistir para que les contesten y tampoco gozarían del derecho a réplica. «Estábamos de acuerdo en que hay que actualizar, modernizar estas reglas que rigen los plenos municipales, pero no podemos estar de acuerdo en el contenido», afirmó el portavoz socialista. 

 

El rodillo también en los Presupuestos

En cuanto a los Presupuestos Municipales, López ironizó sobre que se podrían haber ahorrado la celebración del pleno ya que no han hecho caso a ninguna de las propuestas de la oposición. Y no solo eso, los han anunciado dos días antes de que se traten y aprueben en la reunión extraordinaria de la corporación municipal.  

«Los han anunciado con bombo y platillo en prensa este martes a la mañana y está claro que los van a sacar adelante porque tienen mayoría absoluta, pero el decoro de las reglas democráticas nos dice que lo debían haber hecho tras el Pleno y una vez aprobados los presupuestos», dijo López.

El desconcierto por el comportamiento soberbio y la falta de mano izquierda del PP se extiende también al contenido de los Presupuestos. «Dicen estar preocupados, por ejemplo, por el clima o el transporte, y no han tenido en cuenta ninguna de nuestras propuestas que podrían haber ayudado en estas materias: la necesidad de tener una estación de medición de la calidad del aire para hablar con datos reales sobre la contaminación; adecuar el parking frente al hotel y detrás de la Renfe para incentivar el uso del transporte público; o contratar un técnico específico de movilidad que atienda esta gran problemática», enumeró Lucena.

«Otra demanda que llevamos desde hace años y a la que han hecho caso omiso es a la de presupuestos participativos. Quién mejor que los vecinos para decidir en qué gastar el dinero de todos. Tampoco nos han hecho caso con las subvenciones a las asociaciones vecinales, que tanto trabajan por la ciudad», agregó Carolina Muñoz.  

«La idea era ponernos de acuerdo al menos en algunas de estas propuestas que trasladamos al gobierno por escrito, y que no nos parecen para nada descabelladas, para así poder dar nuestro apoyo a los Presupuestos, pero el concejal responsable ni siquiera se preocupó  por dar las gracias», finalizó López.