José Manuel Franco, secretario general del PSOE-M, pide al gobierno regional que no eluda sus responsabilidades en movilidad, tras reunirse en Tres Cantos con alcaldes, portavoces y secretarios generales socialistas de municipios afectados por las obras del puente de la M-40.

El secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, ha dejado claro que las obras en el puente de la M-40 no han traído nuevos problemas de movilidad a los municipios de la M-607, sino que los atascos vienen de antiguo y se deben principalmente a que la Comunidad de Madrid no ha sabido poner soluciones adecuadas sino parches cortoplacistas.

Tras reunirse esta mañana en Tres Cantos con Daniel Viondi, responsable regional de movilidad, alcaldes, portavoces y secretarios generales socialistas de municipios del norte de Madrid, Franco ha dado una rueda de prensa en la que resumió el espíritu del encuentro: “hemos hecho esta visita para hablar del transporte en toda la zona norte de Comunidad de Madrid. Puede parecer una visita electoralista, pero nada más lejos, porque llevamos mucho tiempo reivindicando medidas sobre movilidad que unas obras en el puente de la M-40 han puesto ahora de actualidad”.

  • Facebook
  • Twitter

El secretario general afirmó que en el PSOE se tiene un concepto más amplio sobre movilidad, que abarca al conjunto del transporte público de toda la región, a medidas integrales. “Hace falta una inversión en el transporte público. Nosotros creemos en el transporte público y lo defenderemos gobierne quien gobierne”, aseguró.

Entre las medidas integrales y a largo plazo que reivindica el PSOE, están la extensión de la línea de tren hasta al menos Soto el Real, un nuevo diseño del transporte público en la Comunidad de Madrid, que no tenga solo una estructura radial que vaya exclusivamente hacia la capital, el fomento del teletrabajo, la flexibilidad horaria laboral o una nueva regulación tarifaria.

A nivel local y de competencia municipal, Franco insistió en la idea de realizar aparcamientos disuasorios en la explanada del hotel junto a la Renfe, para incentivar el uso del tren.

“Hay que pensar medidas contando con los vecinos, vecinas y representantes políticos de la zona. El problema no se resolverá cuando el puente esté ya reparado. Hay que planificar a largo plazo, porque la zona va a seguir creciendo y los problemas de tráfico se seguirán agravando”, defendió.

Medidas paliativas para los atascos

Franco también se refirió a las medidas momentáneas que ya se han tomado –como abrir vías alternativas de entrada a la M-40- o se pueden tomar, como exigir al gobierno regional que ponga lanzaderas de autobuses que conecten distintas localidades del norte de Colmenar Viejo con esta ciudad, para coger el tren allí.

Para terminar, el dirigente socialista se comprometió además a exigir a Fomento que mantenga a los usuarios y usuarias informados en todo momento sobre los avances y los plazos previstos de las distintas fases de las obras de reparación del puente.