En el último pleno de Tres Cantos, hemos aprobado una moción, con el apoyo de todos los grupos excepto Ciudadanos, sobre Emergencia climática. 

El PSOE es un firme defensor defensor de esta lucha y creemos que Tres Cantos debe liderarla. Era uno de los principales proyectos de nuestra campaña electoral y seguiremos trabajando por ello desde la oposición.

El cambio climático nos afecta a todos. El impacto potencial es enorme, con predicciones de falta de agua potable, grandes cambios en las condiciones para la producción de alimentos y un aumento en los índices de mortalidad debido a inundaciones, tormentas, sequías y olas de calor. En definitiva, el cambio climático no es un fenómeno solo ambiental sino de profundas consecuencias económicas y sociales. Los países más pobres, que están peor preparados para enfrentar cambios rápidos, serán los que sufrirán las peores consecuencias.

Se predice la extinción de animales y plantas, ya que los hábitats cambiarán tan rápido que muchas especies no se podrán adaptar a tiempo. La Organización Mundial de la Salud ha advertido que la salud de millones de personas podría verse amenazada por el aumento de la malaria, la desnutrición y las enfermedades transmitidas por el agua. España, por su situación geográfica y características socioeconómicas, es muy vulnerable al cambio climático.

En consecuencia, aunque existen incertidumbres que no permiten cuantificar con la suficiente precisión los cambios del clima previstos, la información validada hasta ahora es suficiente para tomar medidas de forma inmediata, de acuerdo al denominado «principio de precaución» al que hace referencia el Artículo 3 de la Convención Marco sobre Cambio Climático. La inercia, los retrasos y la irreversibilidad del sistema climático son factores muy importantes a tener en cuenta y, cuanto más se tarde en tomar esas medidas, los efectos del incremento de las concentraciones de los gases de efecto invernadero serán menos reversibles.

Para adoptar decisiones óptimas, es necesario mirar más allá́ de los datos sobre riesgos y clima y tener en cuenta, por ejemplo, los costes y beneficios de diferentes soluciones, lo que incluye los llamados ‘co-beneficios’ de acciones alternativas (por ejemplo., mejorar las condiciones para una mejor calidad del aire), así́ como los costes y beneficios del cambio a energías renovables y a formas de vida menos intensivas en consumo de energía.

Dentro del contexto más amplio de evaluación de riesgos/exposición, preparación y alerta temprana frente a riesgos diversos, el proceso de decisión debe contar con datos sobre las desigualdades en poblaciones urbanas con el objetivo de reducir dichas desigualdades. La vulnerabilidad a los riesgos en las áreas urbanas comprende no solo la exposición y la vulnerabilidad, sino también otros factores que incluyen variables socioeconómicas, la disponibilidad de servicios del ecosistema, entre otros. Aún es necesario explorar y comprender por completo estas interdependencias fundamentales.

La urbanización crea oportunidades pero también agrava los riesgos, y la velocidad a la que está sucediendo supone un desafío para nuestra capacidad de planificación y adaptación. Una planificación urbana inadecuada y una gobernanza ineficiente pueden generar costos económicos, sociales y medioambientales significativos, amenazando la sostenibilidad del desarrollo urbano.

Es por ello, que desde el Partido Socialista apoyaremos cualquier iniciativa que combata este drama climático. El pasado miércoles nos reuníamos para sentar las bases del plan de movilidad. El plan de movilidad no es ajeno a la emergencia climática, es una de las múltiples aristas con las que combatirlo. Debemos continuar con esta senda, la unión y el trabajo en pro de un planeta, de un Tres Cantos más limpio y más eficiente.