En el Pleno Extraordinario de organización que inauguró este jueves la nueva legislatura en Tres Cantos, el PSOE votó en contra de la mayoría de los puntos propuestos de manera unilateral por el PP y criticó su falta de generosidad hacia la oposición para que pueda ejercer su tarea de manera digna.

La nueva corporación municipal de Tres Cantos, surgida de las urnas del pasado 26 de mayo, se ha puesto en marcha este jueves 4 de julio con la celebración del primer Pleno Extraordinario, dedicado a la organización del órgano de gobierno. Y no pudo arrancar de peor manera, como denunció el portavoz socialista Vicente López, en el turno de su intervención.

“Hoy tengo la sensación de que hemos perdido una buena oportunidad para haber logrado un acuerdo conjunto que sirviera de base a un nuevo protocolo organizativo que estuviera por encima de los partidos de turno. O más bien, de las personas de turno que representamos a los partidos”, señaló en referencia a la incapacidad de lograr un consenso para reconocer las obligaciones y derechos de los distintos grupos políticos.

“Quiero recordar que entre el blanco, unanimidad, y el negro, disenso, existen una riquísima paleta de colores. Y me preocupa que lo que ha ocurrido con la organización municipal, del blanco al negro, ocurra durante los próximos cuatro años en otros muchos asuntos de interés para los tricantinos”, manifestó.

Resaltó también la falta de generosidad y altura de miras del Partido Popular, al no otorgar a la oposición las herramientas necesarias para facilitar su control al gobierno. De ahí que el Grupo Socialista haya votado en contra de la mayoría de los puntos, propuestos por el PP de manera unilateral:

  • Las excesivas delegaciones que se le atribuyen a la Junta de Gobierno Local, vacían al Pleno de poder y lo dejan con el mínimo contenido.
  • El nombramiento del alcalde Jesús Moreno como representante en la Mancomunidad de municipios del noroeste para la gestión y tratamiento de los residuos urbanos, cuando durante el pasado mandato la silla de Tres Cantos permaneció vacía en gran número de reuniones, por falta de tiempo del encargado durante el mandato anterior para asistir a las reuniones.
  • El recorte realizado de comisiones informativas y el cambio en el número de miembros que las van a componer, lo que perjudica el trabajo de control al gobierno por parte de la oposición.
  • La negativa por parte del gobierno para que los grupos municipales de la oposición puedan contar con personal de apoyo para realizar gestiones administrativas rutinarias que restan demasiado tiempo a ejercer una oposición digna.
  • Las liberaciones del 95%, adjudicadas a dos de los concejales de gobierno y uno de la oposición o dedicaciones exclusivas encubiertas que consideramos un fraude de ley.

En definitiva, en el Grupo Municipal Socialista tenemos una sensación de oportunidad perdida, pero esperamos que sea algo puntual y que la nueva corporación sea capaz de llegar a consensos unánimes o amplios para que Tres Cantos sea mejor cada día. Entre el blanco y el negro poseemos una riquísima gama de colores, pintemos juntos el futuro.