En el teatro del centro cultural Adolfo Suárez de Tres Cantos, rodeada de compañeros del partido, de alcaldes, alcaldesas, concejales y concejalas de municipios vecinos, de diputados y diputadas de la Asamblea de Madrid, arropada por Ángel Gabilondo y José Manuel Franco, y en presencia de vecinos, vecinas y representantes de distintas asociaciones y colectivos locales presentó ayer su candidatura a la alcaldía de la ciudad nuestra portavoz Lydia Martínez Mora.

En un acto que duró cerca de dos horas y que tuvo como tónica el buen talante, el tono del diálogo, las ideas constructivas y la mezcla de filosofía y poesía que siempre aporta el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Rubén Moris, secretario general del PSOE de Tres Cantos, presentó a Lydia como una persona que ha vivido toda la vida en Tres Cantos, que ha hecho siempre un trabajo constructivo desde la oposición y que sabe lo que necesita este pueblo. «Lo ha demostrado desde la crítica y desde la propuesta», manifestó.. 

  • Facebook
  • Twitter

«Fuimos los primeros en avisar del peligro que acarreaban las medidas que se estaban tomando en las 1.000 viviendas y nos tildaron de alarmistas. El tiempo nos dio la razón», aseguró Moris. «En los próximos meses, se van a decidir los gobiernos de los cuatro niveles de la Administración. Tenemos un trabajo intenso y estamos aquí para deciros que estamos preparados para gobernar en todas las instituciones que tiene nuestro país», aseguró el secretario general socialista tricantino..

Y, antes de darle la palabra a la candidata, quiso acordarse de Nerea Cuervo, compañera del PSOE de Tres Cantos, abanderada de la lucha para conseguir que las personas con alguna discapacidad intelectual puedan votar, que se ha presentado en igualdad de condiciones a formar parte de nuestra lista para las elecciones municipales de mayo y ha sido elegida para formar parte de ella.

Escuchar a los vecinos
Lydia Martínez fue la segunda en tomar la palabra sobre el escenario de la Casa de la Cultura y lo primero que dijo es que para ella es
un orgullo y un honor volver a ser candidata. «Lo enfrento con la ilusión de mejorar la calidad de vida de los vecinos», afirmó.

«Nuestro servicio es el servicio público. Mi compromiso es desde el trabajo y la responsabilidad, atendiendo y escuchando a los vecinos, asociaciones, clubes, colectivos locales… donde nos tenemos que nutrir los partidos políticos locales», explicó.

También habló de su forma de hacer política: «Defiendo una política de izquierda seria, sin radicalismos ni populismos. Defiendo las formas en la política, sin insultos. Quien quiera sangre, que no me vote».

La candidata adelantó parte de las que serán sus tres bases y prioridades para gobernar la ciudad, como la sostenibilidad. «Defendemos la sostenibilidad de futuro, y no solo medioambiental, que también es muy importante, sino la sostenibilidad en educación y sanidad pública, en la cultura, en el trabajo decente y en la lucha contra la pobreza».

  • Facebook
  • Twitter

Todo en la línea de su «apuesta por crear políticas que mejoren y reconforten, ayuden a las personas, sobre todo a aquellas más vulnerables y que más lo necesitan, jóvenes, personas dependientes, personas con alguna discapacidad, familias monoparentales… Como ejemplo de lo que no va a hacer, puso la política de juventud que se aplica hoy en Tres Cantos: «No se trabaja por los jóvenes, se hacen políticas para gastarse todo el presupuesto en una noche de fiesta».

«La tercera línea sobre la que trabajaremos es la participación. Nuestro objetivo es impulsar verdaderos presupuestos participativos», dijo.

Para terminar, mencionó tres grandes problemas que sufren hoy los ciudadanos de Tres Cantos, como la vivienda en alquiler, con el ejemplo sangrante de lo ocurrido en las 1.000 viviendas, la movilidad interna y externa unida a la seguridad vial, y la falta de planificación en el Nuevo Tres Cantos. «Tenemos todo el potencial para ser una ciudad referente y queremos serlo», concluyó, invitando a los vecinos y vecinas a poner otros colores en la paleta de Tres Cantos.