En el pleno municipal del mes de octubre, los grupos municipales de Tres Cantos también nos pusimos de acuerdo para presentar una moción conjunta que inste al fondo buitre Fidere a reparar con urgencia los desperfectos constructivos que sufren las 1.000 viviendas de Tres Cantos.

A continuación, os compartimos el texto de la moción…

Los grupos municipales del Ayuntamiento de Tres Cantos, fueron alertados por la Asociación de las 1000 viviendas del nuevo Tres Cantos, de las grietas aparecidas en sus edificios, las que pudimos comprobar y por las que estamos preocupados, ya que sus dimensiones parecen incrementarse con rapidez.

Los propios inquilinos, alarmados, avisaron a los bomberos, quienes decidieron acudir y elaborar un informe sobre el asunto.

Entendemos, como así lo expresan los técnicos de este Ayuntamiento en su informe, que “el art. 168 LSCM establece para los propietarios de los terrenos, construcciones y edificios el deber de mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y decoro, pudiendo el Ayuntamiento ordenar al propietario la ejecución de obras de conservación o rehabilitación necesarias para mantener las condiciones requeridas para la habitabilidad o el uso efectivo.

Continuando el art. 170 LSCM regulando el deber de los Ayuntamientos de dictar órdenes de ejecución de obras de reparación o conservación y rehabilitación de edificios y construcciones deterioradas o en condiciones deficientes para su uso efectivo legítimo, pudiendo además dictar órdenes de ejecución de obras de mejora para su adaptación al medio ambiente.

En el mismo sentido el art. 15 del Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del suelo y rehabilitación urbana, cuyo apartado 4 prevé que la Administración competente podrá imponer, en cualquier momento, la realización de obras para el cumplimiento del deber legal de conservación, de conformidad con lo dispuesto en la legislación estatal y autonómica aplicables.

En consecuencia, si la administración puede imponer al propietario de una edificación la ejecución de obras de conservación o rehabilitación, es porque los técnicos municipales han realizado el correspondiente informe señalando dicha necesidad, limitándose a las necesarias para mantener las condiciones requeridas para la habitabilidad o uso efectivo de dicha edificación y teniendo en cuenta que, si la comprobación municipal no alcanza los aspectos técnicos relativos a la seguridad de la obra, la valoración concreta y específica del origen o causa de cualquier patología que en una mera inspección visual se pueda considerar susceptible de afectar a la seguridad de la edificación, no corresponde a los técnicos municipales, pudiendo contener la orden de ejecución, en función de la entidad de la deficiencia observada, el deber del propietario de presentar el correspondiente proyecto suscrito por técnico competente, en el cual se propondrán las actuaciones concretas para solucionar la patología o deficiencia observada.”

Entendemos que el propietario, en este caso Fidere, tiene un deber de conservación que puede ser instado por el Ayuntamiento. Puesto que el origen de estas viviendas es un Plan de la Comunidad de Madrid convenido con nuestra Administración…

Solicitamos:

  • Que se tenga esta moción en cuenta como denuncia de esta situación y se den las instrucciones oportunas para que, desde los servicios técnicos municipales de urbanismo, se abra un expediente y se elabore un informe al respecto.
  • Que se adjunte a dicho expediente el informe de Bomberos que existe sobre el asunto.
  • Que se solicite a Fidere, como propietario interesado, una peritación oficial urgente de las deficiencias de construcción antes mencionadas para adjuntarla al expediente.
  • Que en caso de que no se comprometiese a hacerlo en el tiempo acordado se lleve a cabo por este Ayuntamiento dicho informe a través de la EMSV.
  • Que se dé cuenta del informe a los propietarios de las viviendas para constatar que están inventariados todos los defectos que hayan podido comprobar.
  • Que se remita además todo el expediente a la Comunidad de Madrid para que inste la reparación de todos los defectos de edificación por parte de la empresa constructora o propietaria de los edificios.
  • Que todas estas acciones se efectúen en la primera quincena de noviembre de 2018.