Lydia Martínez, portavoz del Grupo Municipal Socialista, ha hecho para el Canal Vicus balance del curso político 2017-2018 tras celebrarse el último pleno de la ciudad, antes del receso estival.

Martínez ha destacado que el trabajo de nuestro grupo ha sido un seguimiento de lo que venimos haciendo en este mandato, al que le queda todavía un año.

“Al no haber mayoría absoluta del Partido Popular, hemos podido trata algunos temas entre todos los grupos, pero siempre bajo el condicionamiento de mayoría de gobernabilidad pactada entre PP y Cs y que al resto de partidos nos ha afectado”, señaló.

En cuanto a los temas más candentes, la portavoz se refirió a las 1.000 viviendas, “cuestión que sigue vigente al acabar el último pleno, esas mil familias que no han conseguido el precio que le prometieron para sus pisos. Ha sido duro el trabajo que ha hecho la asociación de afectados y ha contado, hasta donde nos ha sido posible, con el apoyo del PSOE para poder conseguir lo que era justo. Vamos a seguir con nuevas acciones, de aquí hasta el final, para ver si podemos conseguir algo”.

  • Facebook
  • Twitter

Por último, Martínez ha calificado la labor de nuestro grupo como “un trabajo mirando a Tres Cantos, trasladando las quejas y propuestas que nos trasladan los vecinos y algunas de nuestro programa electoral”. Pero se ha lamentado de que, a pesar de haber podido tratar esas propuestas más abiertamente en las comisiones y de que muchas han sido aprobadas por unanimidad, no se hayan visto plasmadas en la realidad, por dejadez o desidia hacia lo que propone la oposición, “Seguimos a la espera y mucho nos tememos de que acabará este mandato y seguirán sin hacerse, aunque nos queda un año y seguiremos trabajando en esta línea. Nuestra intención siempre es positiva y propositiva, para intentar buscar lo mejor para los ciudadanos”; concluyó.