Desde el Grupo Municipal Socialista, siempre hemos estado de acuerdo con las remodelaciones de los diferentes sectores de Tres Cantos, aunque no de cualquier manera, síno siguiendo algunas premisas que consideramos de importancia para el buen mantenimiento de la ciudad.

  • La primera, es que se cumpla de forma continuada con el mantenimiento de los distintos barrios, para así no tener que implementar luego remodelaciones completas de los sectores, con el coste adicional que ello supone.
  • Creemos adecuado que las contrataciones anuales de mantenimiento para la pavimentación, parques y jardines o iluminación, por ejemplo, se utilicen también para mantener y hacer frente a los arreglos concretos que se necesitan en ciertas zonas a corto plazo y no para las remodelaciones de los sectores. Remodelación es inversión, mantenimiento y/o conservación es gasto general.
  • Consideramos que las remodelaciones de los barrios se deben ejecutar con criterios objetivos, conocidos y a ser posible consensuados entre todos los grupos.

 

Si bien los dos primeros puntos, el gobierno local los está poniendo en práctica en los últimos años, no ocurre lo mismo con la última petición, que apunta a la transparencia de la gestión de los recursos. Seguimos sin conocer en base a qué criterios se determinan las remodelaciones de los sectores, a pesar de haberlo preguntado en numerosas ocasiones, cuando algunas de ellas se realizan en zonas mejor conservadas o más nuevas que otras.

Esta situación de opacidad provoca que los vecinos de algunos sectores de Tres Cantos se sientan discriminados o entiendan que las decisiones de las remodelaciones tengan un tinte político. Si los criterios fueran objetivos y públicos, no ocurriría.

En enero de este año, el partido Ciudadanos presentó una moción para la remodelación del Residencial El Pinar que nuestro grupo apoyó, porque visto que el gobierno local elige dónde y cuándo va a actuar sin más explicaciones, entendimos que en este lugar no se había hecho nunca prácticamente nada y ya era necesario.

El pasado me de abril, en tanto, nuestro grupo municipal propuso al resto de la Corporación la remodelación de la Zona Centro II, conocida como Vitra, que incluye la calle Comercio. Se trata de un barrio con una antigüedad de 25 años y que ha padecido de falta de mantenimiento. La propuesta recogía: asfaltado, pavimentación, mobiliario urbano (incluido el soterramiento de contenedores), limpieza y poda de los jardines y de las zonas valladas, planificación de la movilidad de la zona incluida la velocidad y cambio del alumbrado actual por el de eficiencia energética.

  • Facebook
  • Twitter

La moción fue aprobada con el compromiso del gobierno para que estas actuaciones o bien pudieran incluirse en las partidas de inversión para la ciudad en 2018, o bien con una partida concreta de inversión en el presupuesto de 2019.

El fin de las remodelaciones llegará en el momento que toda la ciudad se encuentre en las mismas condiciones, obviamente las más adecuadas. Pero no hay que olvidar que al mismo tiempo es imprescindible que el mantenimiento sea óptimo porque, en caso contrario, cuando se finalice, habrá que volver a comenzar.