El Partido Socialista ha registrado en el Congreso una Proposición de Ley con un importante paquete de medidas para, entre otras cuestiones, contener los precios de los alquileres. Solo en 2017 han subido un 20%.

A diferencia del plan de vivienda 2018-2021, presentado por el Partido Popular, los socialistas sí presentamos medidas encaminadas a contener el precio de la vivienda en alquiler pensando tanto en los inquilinos y en los arrendadores. Estas son las medidas más destacables:

  • Bonificaciones de entre el 60% y el 100% en el IRPF a los dueños de viviendas que pongan en el mercado de alquiler por un precio inferior al precio de referencia que marquen los Ayuntamientos. Serán del 100% si se alquilan a jóvenes menores de 30 años.
  • Modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos para volver a prórrogas de alquileres durante 5 años. Los propietarios pueden hacer uso de una clausula de recuperación por necesidad. Además se vuelve a vincular el incremento del precio al IPC.
  • Limitar las cuantías en las fianzas y avales, sobre todo para las rentas más bajas.

    Además, presenta otras medidas de modificación de la Ley del Suelo para favorecer el acceso a la vivienda permanente. Se pretende reforzar el desarrollo legislativo de la vinculación constitucional expresa entre suelo y vivienda.

    Finalmente, los Socialistas vinculamos estas medidas al presupuesto, algo que hemos criticado del Plan de Vivienda del Gobierno del PP que carece de correlato presupuestario, lo que dificulta su implantación.

    En definitiva, se trata de un plan que pretende solucionar los problemas de la vivienda actuando sobre toda la legislación que afecta al sector y teniendo en cuenta tanto a los propietarios, como a los arrendados y sobre todo a los colectivos que más necesitan estas mejoras, las rentas más bajas y los jóvenes.