Unos días antes del pleno de febrero, celebrado el pasado jueves 22, el gobierno del PP de Tres Cantos presentó, sin consensuar con nadie, una ordenanza sobre un tema al que se había llegado a un acuerdo con el resto de grupos municipales en 2016 pero que el gobierno rechazó en el último momento. Nos referimos a la solución para los problemas de aparcamiento en las zonas comerciales de la ciudad.

El objetivo de esta ordenanza es regular gratuitamente el aparcamiento limitado durante dos horas, en zonas de la ciudad que tienen una gran afluencia de vecinos y localizadas donde mayoritariamente se congrega el comercio local. El Grupo Socialista entiende que el aparcamiento, más en zonas transitadas, es un tema importante con sensibilidades diferentes y en algunos casos opuestas.

Desde octubre de 2015, a propuesta de muchos de los comerciantes locales, asociaciones de éstos y de vecinos que acuden a las zonas donde los comercios se encuentran, toda la Corporación, a través de la Comisión de Ciudad, entendimos que había que buscar soluciones a la falta de aparcamiento en esas zonas, principalmente en la Avenida de Colmenar Viejo.

De hecho, en 2016 se alcanzó una iniciativa de todos los grupos municipales que, en el último momento, rechazó el gobierno del PP e informó que iba a buscar otra alternativa. Durante todo el año 2017, a pesar de las propuestas y las preguntas de la oposición, no hubo información, hasta días antes del pleno de febrero, con una ordenanza realizada unilateralmente. 

Desde el Grupo Socialista, en el pleno, trasladamos que no compartíamos ni las formas ni el fondo de la ordenanza. En cuanto a las formas, porque después de más de dos años se presentó la ordenanza sin contar con nadie ni tampoco en el órgano donde se inició el proceso. En cuanto al fondo, a entender de nuestro grupo, después de tanto tiempo no está bien hecha y la muestra se dio en el propio pleno cuando el concejal proponente, advirtió que se tenían que cambiar conceptos en el literal de la propia ordenanza.

El Grupo Socialista votó en contra para poder presentar alegaciones a la ordenanza, que espera se tengan en cuenta, para conseguir una ordenanza más consensuada y mejor.