Desde el Grupo Socialista de Tres Cantos queremos denunciar la mala fe del gobierno del PP de Tres Cantos, en la tasación que se ha realizado en cuatro pisos de la promoción de las “1.000 viviendas”,  ya que no cumple con el objetivo propuesto y nada tiene que ver con lo acordado entre los vecinos y todos los partidos políticos de la Corporación, en septiembre del año pasado.

A comienzos del nuevo curso político, llegamos a un acuerdo entre el gobierno local, los vecinos de las 1.000 viviendas y la oposición, en el que gobierno del PP se comprometió a realizar la tasación de una vivienda tipo de la promoción de las “1000 viviendas”, que luego se amplió a una vivienda por cada parcela, en total, cuatro.

Tras haber dilatado el proceso durante cinco meses, las tasaciones realizadas no se ajustan a lo convenido.  En la propia tasación elaborada se afirma:

  • “El valor adoptado se ha calculado desde la descripción registral del inmueble y la visita exterior efectuada, al no haberse facilitado el acceso al mismo.”

Es incomprensible que no se haya accedido a ninguna de las viviendas para realizar la tasación, más cuando los propios vecinos han ofrecido sus viviendas para la realización de la misma.

  • A petición del solicitante el objeto de la valoración es la determinación del valor de mercado para el supuesto de vivienda libre sin limitación legal en el precio en venta del mismo, de una vivienda tipo del conjunto. Se trata de viviendas de VPPA en régimen de alquiler con cédula de calificación del 19/12/2011 y que durante siete años estarían sujetas a la limitación legal en el valor máximo en venta.

El gobierno del PP ha solicitado una tasación para el supuesto de vivienda libre, cuando las viviendas son protegidas. Una decisión tomada de manera unilateral, una estrategia para acercar el valor de la tasación al precio de venta que propone la empresa Fidere y que tanto la Comunidad como el Ayuntamiento aceptan, como se está demostrando.

  • El informe NO se ha realizado de acuerdo con la metodología y criterios de la Orden ECO/805/2003, de 27 de Marzo, sobre “Normas de valoración de bienes inmuebles y determinados derechos para ciertas finalidades financieras”y disposiciones posteriores, por ser su finalidad distinta al objeto de aplicación de la norma y es una actualización del expediente 00585/2018 (16/01/2018 09:12:54)

El gobierno del PP ha solicitado y admitido una tasación que no se ajusta a los criterios y metodologías adecuados. Justo lo contrario que el gobierno utilizaba como defensa por el retraso en la tasación, puesto que la tardanza provenía porque se iba a realizar la mejor tasación.

“Desde el Grupo Socialista, entendemos que el gobierno se ha gastado 1.331€ de dinero público para hacer unas tasaciones que no tienen ningún valor, que no cumplen con el objetivo acordado por todos y que apoyan los intereses de la actual empresa propietaria, Fidere”, afirma Lydia Martínez, portavoz del Grupo Socialista. “El gobierno se vio obligado, por la presión vecinal, a hacer ver que iba a actuar a favor de los vecinos, que en breve tienen que decidir si optan a la compra de las “1.000 viviendas”. Pero, finalmente, ha demostrado que no era así, tanto en la reunión que el alcalde mantuvo con el director general de la Vivienda, a principios de enero, como ahora con la tasación. Una tasación “ad hoc” para Fidere y la Comunidad de Madrid”, completa la concejala del PSOE.