No siempre con el nuevo año llegan nuevos deseos, sobre todo en Tres Cantos. Esta vez, volvemos a hablar de un deseo que nos acompaña ya varias legislaturas, pero que no tiene cabida en la agenda de gobierno del PP, como son la movilidad y la seguridad vial.

Desde el Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos, presentamos esta iniciativa en enero de 2016, y contó con la aprobación de todos los grupos de la corporación.

Desde entonces y a pesar de la aprobación, se han tocado, y solo tocado, algunos temas relacionados, como el aparcamiento en avenida de Colmenar Viejo o Tres Cantos Ciudad Cicable. Ninguno de los dos está en marcha ni tiene presupuesto asignado. De la movilidad y la seguridad vial en su conjunto, nada de nada.

En lo que a nuestra labor como oposición nos compete, hemos presentado de cara a los presupuestos 2017 y 2018 que se habilite una partida con estos fines, pero en las dos ocasiones nuestra propuesta no ha sido contemplada.

Se prevé que los vecinos de Tres Cantos ingresaremos en las arcas públicas 3.110.000€ por el impuesto de vehículos de tracción mecánica,  la tasa de vados y la multas, dinero destinado al presupuesto 2018.

En el apartado de gastos, el gobierno del PP ha presupuestado 531.372€ por distintos conceptos: mantenimiento de señales verticales y horizontales, mantenimiento de semáforos, asfaltado, Consorcio del Transporte y alumbrado público.

Conclusión: sólo se utilizará el 17% de los ingresos relacionados con la movilidad y el transporte para los servicios que comparten el mismo objetivo, cuando en el resto de administraciones municipales, la relación ingresos-gastos supera el 50%.

En los últimos datos publicados por la Dirección General de Tráfico en 2015 sobre accidentes con víctimas en vías urbanas, en Tres Cantos el cómputo alcanzó a 47 personas. En 2010, cuando se inició esta estadística era de 0, algo que indica que el incremento en cinco años ha sido exponencial.

Sin embargo, no se ha actuado en proporción para la prevención en seguridad vial. Es imprescindible que se tomen medidas, ya, tanto en seguridad vial como en movilidad urbana. Y no sólo será nuestro deseo para el nuevo año, sino una de nuestras acciones prioritarias para 2018.