El jueves pasado, nuestra portavoz Lydia Martínez, participó en el debate acerca de los Presupuestos 2018 de Tres Cantos, organizado por la Asociación de Vecinos. Su presidente Abel Pineros, hizo de moderador de una mesa en la que también estaban representantes de todos los partidos políticos del Ayuntamiento: Javier Juárez (PP), Juan Andrés Díaz Guerra (Cs) y María Jesús Martín (Ganemos).

Como resumen del encuentro, nos quedamos con algunas de los puntos más importantes, sobre todo desde el punto de vista de la intranquilidad que nos transmiten:

  • Un año más, es un presupuesto continuista, que tiene como prioridad aquello que se ve en la ciudad, y que deja muchas cosas importantes fuera de su foco.

 

  • Es claramente dependiente de un pacto político de gobernabilidad entre PP y Ciudadanos, aunque está claro que las prioridades de los dos partidos son muy parecidas.

 

  • Un año más, su elaboración no ha sido ni compartida ni consensuada con la oposición ni con otros colectivos sociales.

 

  • Contiene una partida pequeña de externalización de ordenanzas, una práctica que habíamos logrado erradicar, pero que, con la llegada de Ciudadanos al Ayuntamiento, se vuelve a implantar una nueva brecha que nosotros no compartimos.

 

  • Es un presupuesto que no tiene visión de futuro, porque no prevé infraestructuras para los nuevos vecinos, para una ciudad que crece constantemente.

 

  • En el apartado de ingresos, no se contempla, como pedimos desde el PSOE, que las grandes empresas, las que pagan el IAE (porque facturan más de un millón de euros), que vienen a la nueva zona, una vez se les acaban las bonificaciones que se les aplican para atraerlas, paguen lo mismo que las otras que ya están consolidadas desde hace mucho tiempo. Un ejemplo es la ITV, que se ha cambiado de zona para pagar menos impuestos. Queremos que la tarifa geográfica sea igual para todos.

 

  • En cuanto a las bonificaciones de las herencias, sí que estamos de acuerdo, pero solo para la vivienda habitual del difunto, no para segundas casas, locales, etc. y no se ha tomado en consideración nuestra propuesta.