El primer Pleno de este nuevo curso político de Tres Cantos arrancó con las conclusiones y recomendaciones a las que se llegó en la comisión de investigación del Tagarral, creada unos meses atrás en este mismo Pleno, y en la que participamos los diferentes grupos políticos que conformamos la corporación municipal.

Vale recordar que no era la comisión de investigación que deseábamos desde el PSOE Tres Cantos, ya que nuestro interés no era remontarnos a los inicios del asunto, décadas atrás, sino en el hecho que motivó su creación y que no fue otro que el conocimiento que tuvimos desde la oposición de la recepción, en el Ayuntamiento de Tres Cantos, de dos importantes requerimientos de pago y oferta de reuniones para su negociación por parte de la Comunidad de Madrid, recepción que no solo nunca fue reconocida por el gobierno del Partido Popular sino que además nos contaban que la CAM nos había exonerado de dicho pago.

La comisión de investigación pudo corroborar que esos documentos que llegaron al municipio en 2014, meses antes de las elecciones municipales, fueron recogidos y firmados por dos hombres de confianza del alcalde Jesús Moreno, David Becerra y Javier Juárez, actual concejal de Hacienda. El primero ha olvidado completamente haberlo recibido y el segundo asegura haberlo firmado sin leerlo. El alcalde aduce que él nunca supo nada.

Como bien expuso nuestra portavoz Lydia Martínez en el Pleno de este jueves 28 de septiembre, dado que la teoría de que el gobierno del PP nos toma a todos por tontos con estas explicaciones que nos brinda no la podemos comprobar, la segunda teoría que manejamos es que, si unos documentos de tamaña importancia se reciben y luego desaparecen, entonces lo que hay por parte del PP es irresponsabilidad y dejación de funciones. 

En definitiva, a pesar de que la comisión de investigación no era desde nuestro punto de vista la más adecuada, nos ha permitido conocer el tema del Tagarral más en profundidad y disolver algunas dudas o ideas, además de llegar a varios puntos de acuerdo en el tema de las conclusiones, partiendo desde premisas muy diferentes. Si bien al llegar a las recomendaciones de la comisión, no hubo unanimidad, esperemos que, al menos a partir de ahora, sirva para un mejor funcionamiento del Ayuntamiento.