La Asociación de Padres de Alumnos del CEIP Aldebarán de Tres Cantos, manifiesta su apoyo al grupo de familias que, habiendo elegido este centro para escolarizar a sus hijos en el próximo curso no han sido admitidos, en su reivindicación de abrir una segunda línea para 1º de Infantil.

Esta es la nota de prensa que nos han hecho llegar y desde el Grupo Municipal Socialista ya le hemos manifestado todo nuestro apoyo para ayudarles a que esta petición se haga realidad. 

Han sido admitidos 25 niños para entrar a cursar primero de infantil en el centro y 15 niños forman parte de la lista de excluidos. En total suman 40 niños, por lo que la Conserjería podría abrir dos líneas, con 20 niños cada clase. Una ratio mucho más adecuada para una enseñanza efectiva (la ratio permitida por la CAM es 25)

Estas familias se encuentran en una situación de incertidumbre de cara al inminente periodo de matriculación, sin saber aún dónde se escolarizarán sus hijos. Se conculca así su derecho a la libre elección de centro, bandera de la las políticas educativas de la Comunidad de Madrid. Es este organismo el que ha de asegurar la existencia de una oferta suficiente y plural de plazas escolares en centros sostenidos con fondos públicos.

El Aldebarán, una elección cada vez más demandada

La decisión de los padres de escolarizar a sus hijos en perfil concreto de colegio como el Aldebarán responde a la búsqueda de un colegio con un ideario bien definido, reconocible y reconocido a través de premios y menciones por instancias educativas de la Comunidad de Madrid, del conjunto del Estado, así como a nivel internacional.

Algunos de los valores que más identifican al cole como la educación inclusiva y sistémica, el tratamiento de alumnos con Necesidades Especiales (autismo, altas capacidades…), la investigación e innovación educativa, la cooperación y el trabajo a través de múltiples proyectos transversales al currículo y la competencia emocional como hilo conductor del día a día lectivo, hacen del Aldebarán un objetivo prioritario para muchas familias, informadas e interesadas en un concepto de educación dinámico y diverso.

Un equipo de profesionales activo, en formación y reinvención constante y comprometido hasta la extenuación ayuda a completar un marco de fertilidad e interacción que alimenta y sostiene a una comunidad educativa real y viva.

Una diferencia más, marca la identidad del colegio Aldebarán diferenciándolo del resto de centros del entorno y convirtiéndolo en la elección de muchas familias al solicitar plaza para sus hijos: se trata de un colegio no bilingüe. En concreto, el único colegio no bilingüe del municipio de Tres Cantos. Cualquier familia tricantina que desee escoger un proyecto educativo no incluido en el programa de bilingüismo de la Comunidad de Madrid sin salir de su población, ha de acudir al Aldebarán. Y hay que decir que no son pocos los que optan por este modelo de educación no bilingüe. Se trata de una minoría, desde luego, pero una minoría con los mismos derechos que cualquiera. Una minoría que quiere y debe hacer efectivo su derecho a elegir libremente el tipo de colegio que quieren, para llevar a cabo una de las más primordiales misiones para con sus hijos, ofrecerles la educación que, en conciencia, consideran más adecuada y de mayor calidad.

Son cada vez más los padres que creemos en este proyecto que pone el foco en la integración, la inteligencia emocional, compartir el conocimiento y aprender no sólo idiomas si no a ser creativos y a convivir. La realidad es que el aumento de inscripciones respecto a años anteriores demuestran que hay un claro deseo de muchas familias por apostar, por acertar con un centro activo e innovador, con magníficos resultados (también en inglés) y un altísimo nivel de satisfacción. La DAT norte y el Ayuntamiento de Tres Cantos, deberían sentirse orgullosos de contar con un centro de estas características dentro de su oferta educativa, que la hace más plural y capaz de cubrir las necesidades de todas las familias.

El derecho de elección es posible

La solución es posible y realmente sencilla. Si la Dirección de Área Territorial Norte de Educación de Madrid (DAT ) consiente en ampliar en una segunda línea el primer año del segundo ciclo de educación infantil así como el curso primero de Educación Primaria, estas familias no tendrían que renunciar a su derecho de elección, a su idea de lo que es una educación de calidad, cimentada en la experiencia de más de 20 promociones de niños y niñas que se han formado en el Aldebarán, que aún forman parte de él, porque llevan infiltrados en su formación valores y emociones vividas, reconocidas, mucho más que currículo.

Nos consta que un grupo de estos padres y madres excluidos de la opción de lograr plaza en el Colegio Aldebarán han elevado petición a la DAT Norte pidiendo la habilitación de estas aulas para poder ejercer su derecho de libre elección de centro, también el equipo de profesionales del colegio, siempre comprometidos, ha solicitado esta ampliación. Desde el AMPA del CEIP Aldebarán apoyamos esta petición para ampliación a línea 2 . No caben excusas. Hay espacio físico en el Centro para habilitar las nuevas aulas, existe la demanda más que necesaria y la ley Educativa es clara al formular el derecho aludido.