El 13 de junio de 2015 se celebró el Pleno de Investidura de la actual Corporación de Tres Cantos. Esta nueva Corporación sufría un cambio respecto a las dos anteriores: el PP perdía la mayoría. Si bien, para mantener el gobierno local, alcanzó un acuerdo de gobernabilidad con Ciudadanos que en esas elecciones dio el salto al ámbito estatal y en Tres Cantos obtuvo dos concejales, los imprescindibles para que el PP alcanzara la mayoría aunque fuera en compañía. Dos concejales que ya habían ejercido el mismo cargo en nuestra ciudad cuando pertenecían al PP y en la oposición cuando pertenecían al partido local APTC.

La consecuencia de este acuerdo ha sido, en la práctica, una nueva mayoría del PP dirigida por Ciudadanos, porque quien tiene el poder del voto es quien realmente dirige y dictamina… esto sí… esto no… ahora esto… después lo otro. Es cierto que, durante estos dos años, ha habido ocasiones en las que el PP ha perdido votaciones, pero no hay que equivocarse, nunca sobre temas relevantes o de modelo político en el que coinciden mayoritariamente.

¿Cómo ha influido esta situación en la relación y el trabajo entre el gobierno y la oposición que ejerce como tal? Reconozco que las formas han cambiado aunque son mejorables, fluye más la información y los concejales de gobierno están más abiertos al diálogo personal. En principio, también es positivo que se hayan creado nuevos cauces para tratar los temas que afectan a la ciudad, las comisiones.

Lo que ocurre con las comisiones y con las mociones que presenta la oposición, básicamente todas las que se llevan a los plenos, requieren una pequeña explicación. Explicación que es muy sencilla, la diferencia entre la teoría y la práctica: la teoría, tanto a las comisiones como a los plenos, a través de las mociones, la oposición traslada propuestas y muchas son aprobadas. En la práctica, esas propuestas aprobadas se quedan en un limbo y no se ejecutan por mucho que recordemos una, otra, otra, y otra… vez que están pendientes, como por ejemplo, la ambulancia, la agenda local 21, la organización y el organigrama municipal, el estudio de movilidad y seguridad vial, la eficiencia energética, el servicio de bicicletas, la lectura fácil en espacios municipales, los presupuestos participativos, el Consejo de Diversidad Funcional, etc… Sí que ha habido algunas iniciativas, especialmente las que nos trasladan los vecinos, que hemos presentado en los ruegos y preguntas de la oposición durante los plenos que el gobierno ha recogido y en algunos casos ya ha ejecutado como, por ejemplo, parques infantiles.

En este ecuador del mandato, si miramos hacía atrás, desde el Grupo Socialista de Tres Cantos hemos controlado la labor del gobierno, cuando las cosas se han hecho bien lo hemos reconocido, y cuando se han hecho mal lo hemos denunciado, y en cualquiera de los casos con la solvencia del estudio de los hechos y de la información contrastada. Lo dijimos hace dos años en la sesión de investidura: “Por encima de visiones partidistas, la ciudad tiene que funcionar y hacerlo a mejor, y en eso todos nos van a encontrar”.

La postura y el trabajo del Grupo Socialista se basan en la independencia de criterio. En la investidura apoyamos a la candidata de G3C y durante estos años hemos coincidido y compartido muchas propuestas, pero como dijimos en ese momento: “Nuestro voto a favor no es un cheque en blanco, es un apoyo sólo de investidura, no entregamos el mandato a nadie como nunca hemos hecho. Sólo estamos mandatados por los vecinos que nos apoyaron en las elecciones y defenderemos el programa que presentamos, porque estamos convencidos que es beneficioso no sólo para nuestros votantes sino también para los intereses de todos los tricantinos y de la ciudad”.

En ese sentido, durante estos dos años hemos presentado 18 mociones para Tres Cantos de las que 16 han sido aprobadas, también hemos compartido y/o consensuado otras 22 mociones. Hemos hecho propuestas a las ordenanzas y a los presupuestos de 2016 y 2017, también a otras ordenanzas y reglamentos que se han debatido durante este tiempo. Así como iniciativas en todas las comisiones, muchas de ellas aprobadas y en espera de ejecución, y otras solicitudes o propuestas orales al gobierno en los plenos municipales. Una información más completa de todo ello se puede ver en notas de prensa, artículos, newsletter, web y RRSS donde volcamos gran parte de nuestro trabajo.

En este ecuador del mandato también hay que mirar hacía adelante con nuevas propuestas, tanto aquellas con las que nos comprometimos hace dos años como las que nos quieran trasladar los vecinos. E insistiendo sobre lo que está pendiente, como la situación de los adjudicatarios de las 1.000 viviendas, el contencioso y la comisión de investigación del Tagarral, la reversión del Parque del Este a parque, las remodelaciones de los sectores, la planificación consensuada de la ciudad especialmente del nuevo crecimiento, la situación de la EMSV, la reivindicación de servicios educativos y sanitarios, el medioambiente y la eficiencia energética, etc. Hay muchas cosas por hacer… y alternativas para hacerlas…

Lo dijimos hace dos años en la sesión de investidura y lo reiteramos: “Queremos dejar constancia de nuestro compromiso de trabajo y dedicación desde la labor de oposición, con la misma voluntad de servicio para Tres Cantos como si estuviéramos en el gobierno”.