La web vicus3c nos ha vuelto a dar la oportunidad de contarle a los vecinos en qué estado se encuentran los temas en los que estamos trabajando desde el Grupo Municipal Socialista tanto en los plenos como en las distintas comisiones, así como también para expresar nuestra opinión y compartir nuestras miradas sobre estos mismos u otros que forman parte de la actualidad de Tres Cantos y, por tanto, preocupan a nuestros vecinos.

En esta ocasión, nuestra portavoz Lydia Martínez y el concejal Vicente López han hablado sobre la cesión de la parcela a la Iglesia Católica, sobre el campo de golf que el PP, con la complicidad de Ciudadanos, planea construir en el Parque del Este, un asunto que tiene todas las reminiscencias de la devastadora etapa de la burbuja inmobiliaria, y de actuaciones pendientes en el mantenimiento de la ciudad para las que el Gobierno no se da tanta prisa como para los asuntos antes mencionados.

 

¿Otra vez el pelotazo urbanístico?

Hay temas que sí van muy rápido en el Ayuntamiento de Tres Cantos, como la desafectación de la parcela para dársela a la Iglesia Católica. Para eso sí se han dado prisa, pero no para explicarnos a la oposición, como llevamos meses reclamando, cuál es su idea para el Nuevo Tres Cantos, dónde van a ir los servicios básicos como colegios, centro de especialidades, de mayores, servicios que el Ayuntamiento sí está obligado a dar porque se necesitan o porque están saturados los de ahora. Una iglesia no creemos que sea prioridad cuando existen dos en el municipio, en ese sentido Tres Cantos ha sido generoso. No tenemos nada contra la Iglesia, pero sí habría que ver que aquellos servicios que no son obligatorios, revirtieran de alguna manera en el Ayuntamiento, llegando a acuerdos para obtener algunos ingresos.

El problema está en que el Gobierno, o bien no tiene ninguna planificación o, si tiene una idea en la cabeza, se la guarda para él. Pero la oposición, como representantes de la ciudadanía que somos también, necesitamos saber cuál es ese planteamiento y no que el alcalde y sus concejales se ocupen de desviar el tiro y decir que la oposición está en contra de la Iglesia y de los católicos, cuando no estamos en contra de ninguna creencia.

Lo mismo está pasando con el campo de golf: nos acusan de que estamos en contra de este deporte cuando para nada es así. Nosotros también habíamos hablado con el Club de Golf y hay otras opciones que entendemos sí se pueden llevar a cabo en Tres Cantos en esta materia. Desde el PSOE de Tres Cantos queremos, por sobre todas las cosas, salvaguardar el Parque del Este. Son muchas hectáreas y además no conocemos realmente el proyecto, cuando ya se está hablando que puede haber hasta hoteles, restaurantes, que no es solo un campo de golf, se habla de cosas que dan miedo y no tienen que ver con el deporte ni mucho menos. No estamos en contra del golf, sino a favor de que esa parcela permanezca para el disfrute de todos los tricantinos. Es patético escuchar al alcalde decir que ahora mismo en ese parque hay solo una encina y medio muerta. Si es así, será por dejadez de ellos y no creemos que el campo de golf vaya a traer ahí precisamente un vergel. Podrían hacer algo respetuoso con el medio ambiente, natural. El entorno natural es una de las cosas más valiosas que tiene Tres Cantos, la Cuenca Alta pertenece a Red Natura 2000 y es zona protegida por la legislación europea que es la que prevalece para nosotros.

Lo que intentamos frenar junto a otras instituciones y organismos es que no se llegue a construir nada, porque es una ilegalidad. Pero puede ocurrir que empiecen a construir, que se vayan demorando, que los ecologistas denuncien (y nosotros estaremos con ellos), llegue a Europa dentro de “x” años y, cuando nos dé la razón, nos encontraremos con un campo de golf, un hotel y con la orden de Europa de derruirlo.

Lo gracioso es que esto ya tiene historia detrás, que llueve sobre mojado, porque en el año 2001 la Comunidad de Madrid hizo un estudio medioambiental negativo, ha estado en los tribunales y se ganó. También no hay que olvidar que los campos de golf que se construyeron en su época junto a grandes urbanizaciones son una ruina, están todos quebrados, solo funcionan un par de ellos, los más elitistas y nosotros volvemos a coger esa fórmula antigua y olvidada, porque da la casualidad que también se van a construir otros chalets en la zona de Soto de Viñuelas, algo a lo que también iba unido en el 2001. La cultura del pelotazo urbanístico otra vez. Tendríamos que haber aprendido de todo lo vivido estos últimos años para no volver a caer en los mismos errores.

Por último, aún no conocemos el coste que conlleva, pero estamos seguros que con unas migajas de eso podríamos tener una ambulancia para todos los tricantinos.