Compartimos la moción que Lydia Martínez, portavoz de nuestro Grupo Municipal Socialista, presentará este jueves en el Pleno de marzo de Tres Cantos.

La empresa Nuevo Tres Cantos, Fomento de la Vivienda y el Suelo, S.A. EMSV se creó en 2001 con capital íntegramente del Ayuntamiento de Tres Cantos y con un objetivo principal, el social. Proporcionando con su creación tanto una formula de gestión del suelo como la construcción residencial para permitir abaratar el precio de un bien protegido por la Constitución, la vivienda. Objetivos que tenían su máximo logro con el Plan General de Ordenación Urbana de Tres Cantos que paralelamente se iniciaba y con su posterior desarrollo y gestión.

 
Finalmente, ni el desarrollo ni la gestión del Plan General de Ordenación Urbana, aprobado en 2003, recayó entre las actuaciones de esta empresa. En consecuencia, las actividades que ha venido ejerciendo la EMSV, exceptuando el desarrollo de la UA5 y las 100 viviendas para jóvenes de Foresta (2001-2003), han sido distintas a los objetivos que propiciaron su creación, y aunque son actuaciones que no contravienen los estatutos de la empresa, no requieren de la existencia de ésta para su realización.

 
En el año 2010 sí hubo una ocasión que se salía de los parámetros de actuación anteriormente descritos: la cesión de una parcela propiedad del Ayuntamiento a la EMSV para la construcción de 55 viviendas de promoción pública municipal. Pero en 2013 se confirmó que no existía ni demanda ni financiación y el proyecto no se realizó.
El Grupo Municipal Socialista ha defendido, especialmente desde 2013, que el mantenimiento de la empresa es innecesario solicitando en distintas ocasiones y foros el cierre de la EMSV. Una decisión que en el último trimestre del año 2015 contaba con el consenso de toda la Corporación, de hecho se realizó el despido de cuatro trabajadores y una jubilación como primer paso del cierre. Sin embargo, en vista que existe una estrategia de nuevas encomiendas que se están haciendo a la empresa por parte del Ayuntamiento, hay que recordar:

  • El trabajo de esta empresa es básicamente la subcontratación a otras empresas de los encargos que recibe del Ayuntamiento, lo que supone para esta Administración un coste sobrevenido al actuar básicamente como intermediaria. Desde el año 2013, cuando se solicitó formalmente en pleno el cierre de la empresa, hasta el año 2016, la EMSV ha costado al Ayuntamiento 2.010.000€, sin contar con la mayoría de los gastos generales del edificio donde está ubicada la empresa, que los asume el Ayuntamiento y que no constan en los resultados de los ejercicios económicos de la EMSV.
  • La liquidación presupuestaria de la empresa en 2016 alcanza unas pérdidas acumuladas de 365.000 euros.
  • El personal que ha trabajado en esta empresa ha sido elegido directamente por los distintos gobiernos sin que se hicieran públicas las capacidades laborales que poseían para su designación. Una situación que es constatable cuando se reubicó en la EMSV para puestos de dirección a un concejal y a dos cargos de confianza del gobierno al dejar sus puestos en el Ayuntamiento.
  • Los salarios que ha recibido y sigue recibiendo el personal de la EMSV son superiores a los que recibían o les correspondería recibir en el Ayuntamiento.
  • Las actuaciones que se conoce que realiza la EMSV como obras de distinto tipo o informes varios son realizados por otras empresas, quedando la responsabilidad de la empresa en las adjudicaciones que en su inmensa mayoría se realizan bien directamente bien por negociado con/sin publicidad. Obviamente todo ello se puede realizar directamente por el Ayuntamiento y supondría mayor transparencia.
  • Existen otro tipo de actuaciones de las que no se da información, se quedan simplemente en epígrafes de la relación de actividades, que al parecer son de asesoramiento pero que finalmente suponen decisiones que toman los responsables de gobierno sin informar y de manera unilateral.
  • La EMSV no cumple los objetivos para los que se creó, ni gestiona suelo, ni construye, ni las actuaciones que realiza tienen un fin social. Ni difícilmente lo podrá hacer porque el Ayuntamiento no es propietario de suelo residencial en el nuevo crecimiento y las parcelas residenciales en la zona consolidada son mínimas y forman parte del Patrimonio Municipal. Y en caso de llegar a construir en ellas no requiere que se mantenga una empresa con el coste anual que supone para ejecutar ni el proyecto ni la ejecución.

 

Por todo lo expuesto y en virtud del acuerdo alcanzado por la Corporación en 2015, pero no corroborado, proponemos para la aprobación del Pleno Municipal:

  1. La disolución de la empresa Nuevo Tres Cantos, Fomento de la Vivienda y el Suelo, S.A.
  2. Convocar la Junta General de Accionistas de Nuevo Tres Cantos, Fomento de la Vivienda y el Suelo, S.A. en el plazo máximo de un mes para refrendar la decisión de disolución, y poner en funcionamiento todos los mecanismos necesarios que implica la disolución y liquidación de la empresa.