El mes de marzo se consolida, año tras año, como el mes donde más visibilidad se le da a la mujer y al movimiento feminista. No en vano, el día 8 de este mes se conmemora el Día Internacional de la Mujer.

 

Es hora de que los hombres demos un paso adelante y encabecemos, junto al movimiento feminista, la lucha por la igualdad real en todos los ámbitos de la sociedad. Los hombres debemos manifestarnos sin ambages, demostrando con acciones y con hechos que somos feministas y que despreciamos el machismo, un machismo que nada tiene que ver con nosotros.
El Feminismo defiende la igualdad de derechos para todas las personas independientemente de su género, porque el género no conforma una base sólida sobre la que aplicar discriminación.
Es penoso observar lo que se hace desde las instituciones públicas. Si bien es cierto que se organizan multitud de actividades, muchas de ellas necesarias, la mayoría sirven para dar pátina a la imagen del político de turno. En cambio, donde este político debe realizar el esfuerzo de combatir y luchar en favor de la igualdad y en contra de la violencia de género, se olvida de ello. Cada vez se destinan menos recursos económicos, aunque los asesinatos aumenten. Desde el último presupuesto que aprobó el Gobierno de Zapatero con 31 millones para la luchar contra la violencia de género, hemos pasado, con el Gobierno Rajoy, a 25 millones en el último ejercicio. Además, el presupuesto para políticas de igualdad descendió de 33 millones a 19 con Rajoy y el Partido Popular. Para que se hagan una idea, en igualdad gastamos un 0,004% de lo que nos han costado los rescates bancarios.
La Comunidad de Madrid, en su última ejecución presupuestaria, dejó de gastar 5,6 millones de euros que bien podrían haberse destinado en parte a políticas de igualdad. Parece contradictorio a la luz de las cifras, ya que la violencia machista lleva años castigando a las mujeres en Madrid. En los últimos ocho años se han registrado 152.000 denuncias por malos tratos. Y hasta 2016 han sido asesinadas 87 mujeres por sus maltratadores en nuestra región.
En apenas dos meses de 2017, 20 mujeres han sido asesinadas en España. ¿Se imaginan que en ese mismo periodo de tiempo hubieran asesinado a 20 políticos?, ¿o a 20 futbolistas?, ¿o a 20 empresarios?, ¿o a 20 jueces?, ¿o a 20 periodistas? Seguramente el país se encontraría en estado de shock y el gobierno decretaría una alerta similar a la que existe por ataques terroristas. En cambio, como son mujeres, leemos la noticia en el periódico como si nada, salimos a la puerta de la institución correspondiente a guardar un minuto de silencio, nos hacemos la foto con cara compungida y nos subimos a seguir con nuestra tarea diaria. ¿Es suficiente? Por supuesto que no. Insisto. Los hombres tenemos que tomar parte activamente para erradicar los asesinatos machistas.
La mayoría de los hombres y muchas mujeres siguen pensando que el feminismo es solo para mujeres y contra los hombres. Gravísimo error. Cuando toda esa mayoría tome conciencia y se decida a militar en el feminismo, la igualdad y el final de la lacra de la violencia machista se hallarán más cerca.