Os compartimos la Declaración surgida del Comité Regional Ordinario del PSOE Madrid el pasado 5 de marzo de 2017:

Cuando la sociedad española se ha vuelto a sentir consternada ante los últimos asesinatos de mujeres y de sus hijos e hijas a manos de un machismo insoportable, los y las socialistas madrileños/as unimos nuestro dolor e indignación al de esa sociedad que manifiesta la repulsa social ante unos crímenes detestables que descalifican a quienes los realizan y también a quien los toleran, lo ignoran o lo justifican.

Todos/as estamos concernidos y comprometidos en la batalla por la igualdad real y total entre hombres y mujeres, porque una sociedad decente exige avanzar hacia una sociedad segura y libre de violencia de género, que garantice una respuesta efectiva a las mujeres que la sufren, así como a sus hijos e hijas.

Los y las socialistas madrileños/as reclamamos acciones claras para retomar el impulso que dimos a la lucha contra una violencia que se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad.

Necesitamos avanzar y solo podremos hacerlo recuperando el espíritu de consenso de la Ley 1/2004, por eso, los y las socialistas hemos sido los primeros en promover un acuerdo social, político e institucional que salvaguarde los esfuerzos, los compromisos sociales y presupuestarios para combatir una violencia que siega la vida de decenas de mujeres y menores.

No solo con la condena pública de la violencia conseguiremos parar el machismo criminal. Necesitamos perseverar en la prevención y perfeccionar la respuesta institucional haciendo más eficaces los sistemas de detección, reforzando la protección y ofreciendo una adecuada reparación a las víctimas.

Pero precisamos sobre todo trabajar para que todos/as nos comprometamos de forma más activa por una sociedad igualitaria, por eso los y las socialistas seguiremos a la vanguardia trabajando en la defensa de los valores éticos y de progreso social que representa la lucha de las mujeres por la igualdad.

También porque somos conscientes de que la democracia española no puede dejar resquicios al fanatismo que promueve el odio y alimentan la discriminación, los y las socialistas madrileños/as hacemos un llamamiento a no tolerar los atentados contra la dignidad de las personas transexuales y manifestamos que la provocación premeditada a la discriminación y el odio no puede parapetarse tras la libertad de expresión, ya que esta no puede respaldar las expresiones que inciten a vulnerar los derechos de los otros.

Hacemos un llamamiento a que todos/as levantemos la voz contra el autobús transfóbico y ponemos nuestros recursos y esfuerzos al servicio de la tolerancia y la no discriminación.