El pasado mes de diciembre, el gobierno local del PP presentó el inventario municipal donde se recogen todos los bienes que tiene en propiedad el Ayuntamiento. El Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos solicitó en la comisión correspondiente que se informara del paradero del coche eléctrico que el Ayuntamiento había adquirido en 2010 por un valor de 20.000 euros y que no aparecía en el inventario.

La respuesta enviada por el responsable del gobierno, vía correo electrónico, fue que no existía tal vehículo y que, por lo tanto, no podían facilitar información.

En el pleno municipal de enero los socialistas volvieron a realizar la pregunta sobre el paradero del coche eléctrico más allá de que no estuviera en el inventario, pero el gobierno no respondió. Pero la casualidad, en un municipio que no es tan grande, hizo posible que se encontrara aparcado el coche “fantasma” en la calle.

Mostrando la foto del coche en el pleno de febrero el Grupo Socialista volvió a preguntar por el vehículo. Nuevamente nadie del equipo de gobierno respondió.

Al Grupo Municipal Socialista le extraña el silencio tan misterioso que muestra el gobierno con este asunto. La intención es aclarar por qué ha desaparecido del inventario municipal el coche eléctrico adquirido por 20.000 euros de todos los tricantinos y que, sin embargo, está circulando por las calles de nuestra ciudad.