Que los parques y jardines luzcan muy bonitos está muy bien, pero no se pueden llevar la mayor parte del dinero municipal.

Lydia Martínez, portavoz del Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos, participó ayer en el debate sobre Presupuestos, organizado por la Asociación de Vecinos de la ciudad. María Jesús Martín, de Ganemos, y Juan Andrés Díaz Guerra, de Ciudadanos completaron la mesa moderada por Abel Pineros, presidente del organismo vecinal.

La concejala socialista comenzó por resaltar la importancia que tienen los presupuestos como instrumento real para llevar adelante la política que se quiere implementar en un ayuntamiento. “Depende de qué presupuesto elaboremos, estamos definiendo el modelo de gestión que queremos, y eso es lo que diferencia unos modelos de otros”, señaló.

“Entendemos que los de este año, en Tres Cantos, han estado marcado por el compromiso político de gobernabilidad”, aseguró, en referencia al acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos, que ha facilitado que las partidas presupuestarias tengan en cuenta varias propuestas del partido naranja y casi ninguna de la oposición.

“Es un presupuesto continuista, en el que se prima el contenido, lo que se ve, más que el continente, las personas. Tener los parque muy bonitos está bien y nos gusta a todos, y sabemos que los servicios y las obras son muy caros, pero los presupuestos no pueden ir destinados en su mayor parte a eso y sólo un 17% para la gente, se queda corto. Además baja en cultura, deporte y cooperación y desarrollo”, criticó.

“Creemos que no se ha hecho el suficiente esfuerzo para tener más en cuenta las verdaderas necesidades de los tricantinos. El tope de gasto se mantiene, pero se han cambiado gran parte de bienes y servicios a inversiones, dejando aparte proyectos para las personas e inclinándose además por inversiones para infraestructuras que no estaban demandadas por los vecinos, espacios sobre los que nunca se había hablado, como el skate park –que ya hay uno y no se mantiene- y el centro de asociaciones.

Martínez también mostró la disconformidad del Grupo Socialista en cuanto a la prometida participación vecinal en los presupuestos, que finalmente se ha quedado en la posibilidad de votar telemáticamente qué sector de la localidad remodelar antes que otro, y no en poder pensar un proyecto de ciudad, con preocupaciones como el medioambiente, la educación o la cultura.

“Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de los vecinos, y eso tiene que venir contemplado en los presupuestos”, indicó. Y terminó repasando todas las propuestas del PSOE que, aún aprobadas en el Pleno o en distintas comisiones, y aún siendo peticiones de la ciudadanía, no se han incluido en la actual partida presupuestaria.