El Tribunal de Cuentas ha abierto diligencias a concesiones públicas en 15 municipios, entre ellos Tres Cantos.

Desde el Grupo Municipal Socialista, denunciamos en 2012 la cadena de despropósitos que significó la decisión del Partido Popular de privatizar la gestión del Centro Deportivo Islas en el año 2010.

Advertimos en su momento de los importantes perjuicios que aquello supuso para los tricantinos, tanto por el mal servicio prestado como, finalmente, por el cierre del centro con importantes pérdidas económicas para las arcas municipales: alrededor de 300.000 euros, es decir, más dinero que el montante total que el Ayuntamiento utilizaba en ese momento en las ayudas para la promoción y la formación del deporte base, más las subvenciones para los colectivos y las asociaciones tricantinas que dinamizan la vida en nuestro municipio.

Ahora el Tribunal de Cuentas nos da la razón. Su Sala de Enjuiciamiento ha abierto diligencias preliminares sobre quince concesiones de servicios públicos para investigar irregularidades en la gestión y control de instalaciones en 15 municipios, entre ellos la gestión bajo la modalidad de concesión de los servicios del Centro Deportivo Islas de Tres Cantos.

El escrito del Tribunal de Cuentas, según informan distintos medios de comunicación, viene precedido de una auditoría pública y reclama convertir las quince causas en independientes por el «número de corporaciones afectadas y la heterogeneidad de los hechos». El informe, que fue aprobado el pasado 30 de junio de 2016, se centró en la fiscalización de aparcamientos, cementerios y servicios funerarios e instalaciones deportivas de entre 20.000 y 75.000 habitantes.

El Grupo Municipal Socialista siempre se mostró contrario al modelo de gestión elegido y más aún con el concurso de adjudicación que recayó en la empresa Norfel Sport, S.L. “Esta adjudicación ha sido un auténtico despropósito de principio a fin. Se aprovecha el verano para sacar el concurso, el proyecto de viabilidad del pliego de condiciones lo realiza el asesor de confianza del concejal, el informe del gerente de deportes avisa de un importante desequilibrio económico-financiero en las propuestas y a pesar de todo esto se adjudica”, manifestó en 2010 nuestra concejala Verónica Gómez, y luego se cumplieron las peores previsiones, sin que el concejal de deportes del PP, Valentín Panojo, y todavía miembro del actual gobierno, asumiera ninguna responsabilidad.

Ante el empeño de volver a sacar a concesión la gestión del centro, desde el Grupo Municipal Socialista insistimos en 2012 al Gobierno Municipal que la mejor opción era la Empresa Municipal de Servicios, opción que al final se impuso hasta hoy en día, sin problemas.