El tema conocido como el Tagarral es un mal sueño del que no parecen querer despertarse algunos, pero cuyas consecuencias las estamos pagando, día a día, los vecinos de Tres Cantos, ya que la deuda del municipio con los acreedores, por mucho que nuestro Gobierno municipal lo niegue, aumenta cada 24 horas. Y, queramos o no, va a haber que pagarla, al haber sentencia firme por parte del Tribunal Supremo. Una deuda a cargo de la Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Colmenar Viejo y Ayuntamiento de Tres Cantos que, si en un principio, en enero de 1992, en el momento en que se debería haber pagado, ascendía a 18.904.863,81 euros, en octubre de 2014 ya era de 63.254.352 euros. Y de esa escandalosa deuda, unos 21 millones de euros corresponden a Tres Cantos, por lo que ya va siendo hora de llamar a las cosas por su nombre, ya que mientras usted está leyendo estas líneas los intereses a pagar por nuestro municipio siguen aumentando minuto a minuto.

El tema del Tagarral, con una superficie de algo más de dos millones de metros cuadrados, si bien la superficie recurrida fue de millón y medio de metros cuadrados, ha sido, en opinión del Grupo Municipal Socialista, un desaguisado desde su nacimiento, allá por los años sesenta del pasado siglo, por lo que de aquellos polvos vienen estos lodos. Todo comenzó en el año 1967 con el Proyecto de Ordenación de Soto de Viñuelas, donde se encontraban unos terrenos que han dado lugar a este proceso, y a partir de 1987, con la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana de Colmenar Viejo, dichos terrenos pasan de urbanizables a no urbanizables. Los propietarios rechazan esta decisión y presentan un contencioso administrativo por el que el 17 de julio de 1992 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dicta sentencia firme reconociendo el derecho de los recurrentes a percibir la correspondiente indemnización por daños y perjuicios. Todo ello será corroborado por la sentencia de febrero de 1999 por parte del Tribunal Supremo, que ratifica la sentencia fallada años antes por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. A todo ello debe añadirse la sentencia definitiva de 28 de mayo de 2007, donde se ratificaba la cantidad a pagar por la sentencia.

Llegados a este punto, en el que queda meridianamente claro que hay que pagar, sí o sí, no comprendemos a qué viene el intento por parte del Gobierno de nuestro Ayuntamiento de dar la callada por respuesta, cuando no, faltar a la verdad, como en ocasiones se está haciendo descaradamente. En el Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos creemos que a los vecinos hay que decirles las cosas muy claras, dejarse de paños calientes, y por eso decimos en primer lugar que en nuestra opinión en el asunto del Tagarral han hecho gala de una latente irresponsabilidad las partes implicadas; es decir, los Ayuntamientos de Tres Cantos y Colmenar Viejo, junto a la Comunidad de Madrid. Irresponsabilidad que se sigue dando en estos momentos por parte del Gobierno municipal tricantino cuando, el 9 de marzo de 2016 recibe un requerimiento de la CAM para el pago de 21 millones de euros, que es lo que el pueblo debe, y éste parece no enterarse, dando la callada por respuesta, como también lo hicieran a los dos requerimientos anteriores. ¿Pero es que el alcalde, y todo su Gobierno municipal en su conjunto, todavía no se han enterado de que el Tribunal Supremo dictó que “las sentencias firmes se han de ejecutar en sus propios términos”?

Ante esta delicada situación, el 30 de junio de 2016 en el Pleno municipal el Grupo Municipal Socialista y Ganemos 3 Cantos presentamos una moción enmarcada en tres puntos: 1.º: La reprobación del Alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, por mentir y ocultar información al Pleno y a los vecinos y vecinas de Tres Cantos. 2.º: Apartar al Alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, de cualquier negociación relativa a este tema por no ser un representante válido y fiable de los intereses de este municipio. 3.º: La dimisión del Alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, por sus reiterados engaños, por la ocultación de información que puede repercutir en los intereses del municipio y por falta de respeto al Pleno y a la ciudadanía tricantina. Votaron en contra Partido Popular y Ciudadanos.

Transcurrido todo este tiempo, y ante la delicada situación en que nos encontramos, desde el Grupo Municipal Socialista queremos manifestar que nos ha parecido nefasta la gestión llevada a cabo en el tema del Tagarral por parte de las tres Administraciones implicadas en el mismo: es decir, Ayuntamientos de Tres Cantos y Colmenar Viejo y Comunidad de Madrid, con el coste que ello ha supuesto para los vecinos afectados. Porque si se hubiese pagado lo fallado en la primera sentencia, a estas horas nos hubiésemos ahorrado muchos millones de euros que hubiesen venido bien a las arcas públicas de dichas entidades. Es cierto que han sido distintos los Gobiernos que han gestionado el proceso, pero todos ellos han tenido líneas comunes: irresponsabilidad, falta de acuerdos y falta de información y transparencia. Incluso alguno sigue obcecado en continuar por esa senda…

GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA DE TRES CANTOS