Resulta imprescindible conocer las cifras de la vergüenza en empleo y desempleo femenino para entender por qué desde el Grupo Municipal del PSOE de Tres Cantos estamos vigilantes con la transversalidad de la igualdad en materia de empleo, en un momento en el que de las cerca de dos mil personas que están en paro en nuestra ciudad, el 61,71% son mujeres, mientras que el 38,29% son hombres.

Desde el año 2011, 18.300 mujeres han perdido su empleo en la Comunidad de Madrid, un descenso que no se puede justificar sólo por el empeoramiento del ciclo económico, sino que una parte importante se debe también a los recortes en sanidad, educación y servicios sociales, donde trabajan mayoritariamente mujeres, así como a la ausencia de políticas de igualdad del Gobierno del Partido Popular, políticas que han truncado bruscamente lo que parecían avances sin posibilidad de retrocesos; unos avances en igualdad que se consiguieron con gobiernos socialistas, y creemos que será de nuevo un gobierno socialista el que impulse los cambios para la mejora y desarrollo de la igualdad de género como un elemento consustancial a la democracia, la justicia, el bienestar social y el crecimiento económico.

En estos momentos, el 44% de las mujeres paradas llevan más de dos años buscando trabajo sin encontrarlo, al tiempo que el descenso en la población activa femenina se ha concentrado en las mujeres más jóvenes, un hecho alarmante porque el mercado laboral está dejando de contar con las mujeres y se vuelven a reproducir los estereotipos que sitúan a la mujer en el hogar y fuera del mercado laboral. En cuanto al sistema de prestaciones por desempleo se refiere, hay 215.000 mujeres paradas sin prestación, siendo su tasa de protección por paro del 20,7%, es decir, nueve puntos inferior a la de los hombres.

Como Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos queremos poner de manifiesto que con las políticas llevadas a cabo por el Partido Popular se ha intensificado el proceso de sustitución de empleo femenino a tiempo completo por empleo parcial, precarizando más la situación laboral de las mujeres que tienen trabajo, pero precario.

Junto a todo esto, la brecha entre el salario medio femenino y masculino se incrementó hasta el 26,3% en 2014. Las mujeres madrileñas ganan de media 7.370 euros anuales menos que los hombres. Esta brecha salarial impide la igualdad económica entre hombres y mujeres y determina su peor posición en el ámbito de la protección social. Una brecha que afecta también a las pensiones, siendo éstas de media un 31,8% menos para las mujeres. Este hecho conlleva que en estos momentos más de 620.000 mujeres madrileñas jubiladas estén sufriendo las consecuencias de las discriminaciones soportadas a lo largo de la vida.

Este mapa laboral nos lleva a denunciar que la feminización de la pobreza es un fenómeno que va en aumento al no participar las mujeres en la misma medida que los hombres del reparto de la riqueza, y por tanto del bienestar. En Madrid, las mujeres representan el 53,6% de la población encuadrada en la denominada como tasa de riesgo de pobreza y exclusión social (AROPE, en su sigla en inglés). Lejos de conseguir reducir las diferencias, el problema se agrava y prolonga en el tiempo debido a la ausencia de políticas de igualdad.

GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA DE TRES CANTOS