Grupo Municipal Socialista
  • Facebook
  • Twitter

Grupo Municipal Socialista

El PP y su socio de “gobernabilidad”, Cs, han aprobado un presupuesto para 2016 continuista, que incide en el gasto del continente frente al de las personas. Un presupuesto que de inicio sale menguado por una disminución de 1,1millones de gasto para hacer frente al resultado negativo de 2014, manteniendo una deuda financiera de 7,4 millones y con una inversión menor a la efectuada hasta este momento en 2015.

En el pleno ordinario de diciembre se ha aprobado el presupuesto de 2016, el gobierno local del PP junto a Ciudadanos lo han aprobado. Una vez más se pone de manifiesto que el actual gobierno hace lo que Ciudadanos le indica, de hecho las propuestas presentadas por este partido fueron asumidas por el PP mientras que ninguna de las presentadas por el Grupo Municipal Socialista, GMS, fueron tenidas en cuenta.

Por primera vez en los dos mandatos del PP disminuirá el recibo del IBI, lo que el vecino tendrá que pagar, no solo por la bajada del tipo impositivo del 4,3% al 4,2% que por si sola no provocaría un menor coste del recibo sino porque se incluirá un coeficiente reductor sobre el valor catastral que otorga Hacienda. Coeficiente reductor que el pasado año el GMS propuso al gobierno del PP y que ni tan siquiera intentaron solicitar al catastro.

En el presupuesto de 2016 los tributos se han congelado. La congelación en las ordenanzas fiscales para el próximo año fue aprobada por todos los partidos de la Corporación, en las que se recogieron bonificaciones y otras medidas de contención de impuestos presentadas en éste y otros ejercicios por los socialistas, que sin poner en duda la importancia de los impuestos sí era necesario poner freno al continuo incremento de éstos en los dos mandatos de mayoría absoluta del PP.

En lo referente a los gastos, un año más se pone de manifiesto que mientras el mantenimiento de la ciudad alcanza el 29% del presupuesto, la suma de las políticas dirigidas a las necesidades de las personas: educación, innovación-empleo, familia e infancia, promoción del mayor, personas con discapacidad, servicios sociales-sanidad, inmigración-cooperación al desarrollo y mujer, alcanzan el 15% del presupuesto, prácticamente la mitad, una situación que define la prioridad del gobierno. Por ejemplo, mientras la partida de Servicios Sociales-Sanidad en cuatro años se ha incrementado en 40.000 euros, la partida para el mantenimiento de parques y jardines lo ha hecho en 385.000 euros. O el mantenimiento en 2016 de las ayudas de emergencia en 100.000euros, cuando esa cantidad en estos momentos ya se ha superado para este año un 10%.

En el área de Desarrollo Local y Empleo se produce un incremento poco significativo, ya que este área, de vital importancia, solo va a alcanzar el 1,5% del total del presupuesto. Y resulta más sangrante cuando en 2012 la cantidad dedicada a políticas de empleo y desarrollo era de 1,1 millón y para el próximo año será de 680.000 euros. Una vez más no se presentan iniciativas adecuadas para los desempleados de larga duración y mayores entre 45 y 55 años que son la mayoría de los parados tricantinos.

La partida de juventud que tiene como destinatarios al 25% de la población de la ciudad, vuelve a disminuir, y ha pasado de 836.000 euros en 2012 a 637.000 para el próximo año.

Mientras el gobierno hace gala en deportes del incremento del 10% para los clubes deportivos, la realidad es que esta subida les supone a los clubes que de 2012 a 2016 van a recibir -13 euros, de 150.000 euros han pasado a 149.987 euros.

La inversión prevista en 2016 es de 1,8 millón, mientras que en el año 2015 a fecha de hoy ya hay reconocida una inversión de 2 millones, a pesar de los datos el gobierno dice que incrementa un 58% la inversión aunque la realidad es distinta.

GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA DE TRES CANTOS