En el pasado Consejo Sectorial de deportes, celebrado el 15 de octubre, ninguna entidad deportiva apoyó la propuesta del concejal para cambiar los criterios de las subvenciones.

Una vez más se ha escenificado la soledad del concejal de deportes, Valentín Panojo, en lo que a gestión deportiva se refiere. Sin ningún tipo de consenso, ni información y a ocho meses de dejar la concejalía, intentó modificar los criterios de las subvenciones deportivas. Criterios que no contaron con ningún apoyo de las entidades deportivas que se encontraban presentes en el Consejo Sectorial de Deportes.

El concejal de deportes no tiene criterio, ni proyecto deportivo para la ciudad. En lo que respecta a las subvenciones deportivas, desde que asumió esta concejalía, han pasado de ser subvenciones, a ayudas, a “convenios no conveniados” y ahora, nuevamente, a subvenciones. Lo único que sí ha mantenido durante estos años son los recortes, que han supuesto una disminución de más del 30%, pasando de un presupuesto superior a 200.000€ en 2009 a 135.000€ en 2014.

A ocho meses de las elecciones, el concejal ha pretendido acallar las críticas que ha venido recibiendo estos años desde el ámbito deportivo, aumentando un 10% las subvenciones para 2015. El incremento era sobre la cantidad total, de 135.000€ pasaba a 150.000€, pero al basarse la modificación solo en un criterio (gastos federativos) lo que realmente suponía era nuevos recortes para la mayoría de las entidades deportivas, que lo que demandan son unos convenios adaptados a sus necesidades y características, además de los gastos federativos.

Las variaciones de las subvenciones, unas a más y la mayoría a menos, sumado a la manera de llevarlo a cabo mediante un sistema de votación donde los propios clubes deberían de votar una propuesta impuesta por el concejal, pudo provocar un enfrentamiento entre los clubes, pero no tuvo el resultado que él esperaba, y ni uno solo de los clubes presentes en el Consejo Sectorial Deportes apoyaron la propuesta del concejal. Valentín Panojo se quedó solo.

“Es a todas luces inexplicable que el concejal de deportes llevé una propuesta sin haberla explicado con anterioridad, sin admitir ninguna modificación y exigiendo su aprobación por votación en ese momento. La votación se produjo, pero no con el resultado que Valentín Panojo esperaba” afirma Verónica Gómez, concejala socialista responsable del área de deportes.

“Por dignidad el concejal de deportes debería dimitir. No se puede mantener en el cargo cuando nadie comparte su gestión ni sus formas de hacer. Es la primera vez que ocurre algo así en el deporte de esta ciudad. El único mérito de este concejal ha sido unir a las entidades deportivas en contra suya” finaliza Verónica Gómez.

 

GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA DE TRES CANTOS