Pretende otorgar la alcaldía a la lista más votada adjudicándole una mayoría absoluta ficticia, rompiendo los más elementales principios democráticos. Una reforma, a pocos meses para la elecciones, que cuenta con la oposición de TODAS las fuerzas políticas.

Los socialistas tricantinos ante las noticias aparecidas a propósito de la modificación de la reforma electoral de cara a las elecciones municipales de mayo de 2015, queremos expresar nuestro más rotundo rechazo de la misma. Comprometiéndonos con los ciudadanos de Tres Cantos a llevar la futura ley ante las instituciones que sean necesarias para su paralización, incluido el Tribunal Constitucional.

Modificar las reglas del juego democrático sin ningún consenso y a pocos meses de los comicios es poco ético. Sobre todo realizar una reforma para que beneficie a tu Partido escudándote en una supuesta regeneración democrática.

Las medidas de regeneración democrática que reclaman los ciudadanos no tiene nada que ver con perpetuar mayorías ficticias.

España tiene un sistema parlamentario en donde gobierna quién consigue tener una mayoría parlamentaria. En el caso de los municipios quien tiene mayoría de concejales. La reforma electoral que pretende el Partido Popular, en donde gobierna automáticamente la lista más votada, es un fraude. Otorgar mayoría absoluta con un 35-40% de los votos sería adulterar lo que las urnas han expresado. La mayoría es la mitad más uno.

No se puede convertir una mayoría simple en una mayoría absoluta. Sería
antidemocrático y, estamos convencidos, que inconstitucional. No se pueden manipular ni tergiversar los votos de los ciudadanos. Cada persona tiene un voto, es lo democrático y lo constitucional. No se puede aniquilar la democracia.

AGRUPACION SOCIALISTA DE TRES CANTOS