El Grupo Municipal Socialista ha constatado durante el verano el retraso que estaban sufriendo las obras de la Plaza del Ayuntamiento. Estos trabajos se iniciaron a principios del mes de julio obligando a desviar  el tráfico de la zona, así como dificultando el paso de los peatones por la plaza.

Según el gobierno, a través de nota de prensa del mes de junio, informó que las obras estarían finalizadas al terminar el mes de agosto, pero a fecha de hoy ya ha dejado constancia que no va a ser así. La previsión del gobierno era terminar la primera calzada antes de fin de julio y la segunda al finalizar agosto, finalmente, los tiempos no se han cumplido.

Este retraso seguirá generando problemas de tráfico y aparcamiento en una zona de tránsito habitual, aún más en el mes de septiembre ya que la ciudad retoma su actividad normal y muchos vecinos seguirán afectados por el corte de esta vía principal.

Si bien los desvíos eran menos problemáticos en la época estival se volverán complicados por la vuelta de las vacaciones.

A esta situación hay que añadir el desvío temporal de varias líneas de autobuses que debido a las obras se ven obligadas a transitar por otras calles que soportan una gran densidad de tráfico y un escaso espacio de maniobras como la Calle del Comercio.

El Grupo Municipal Socialista solicita al equipo de gobierno del PP que exija a la empresa Licuas, que realiza la remodelación, ponga  todos los recursos y los medios necesarios para que la obra de la Plaza del Ayuntamiento finalice lo antes posible y cumpla con el compromiso de la fecha de finalización para que los problemas con los que nos podemos encontrar en septiembre no se produzcan por el bien de todos los vecinos.