El pleno ordinario de julio en vez de celebrarse el último jueves de mes se adelantó al jueves 17 de julio, una decisión que fue aprobado un mes antes. Sin embargo el Gobierno Local del PP no informó a los vecinos de esta circunstancia ni publicitó, al menos, en los medios de comunicación municipales el cambio de fecha ni el orden del día. El pleno de julio de Tres Cantos ha resultado invisible para los tricantinos.

Si a esta circunstancia se une que, posteriormente, el gobierno sólo ha dado información a través de los medios de comunicación sobre los puntos tratados en el pleno que le interesaba que se conocieran,  pero ha silenciado precisamente los puntos tratados en el pleno que hacían referencia a más deudas de este Ayuntamiento, la conclusión es: Falta de información y transparencia. E información sesgada y manipulada. Manipular  no es sólo tergiversar, sino también ocultar vulnerando el derecho de los vecinos a conocer la situación real de su Ayuntamiento.