Sonia Lamas
  • Facebook
  • Twitter

Sonia Lamas
Secretaria de Política Municipal
PSOE de Tres Cantos

28 víctimas mortales desde el 1 de enero de 2014 al 7 de abril de 2014, víctimas mortales de la lacra que es la Violencia de Género, de ellas, 25 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas y una menor. (Red Feminista, http://www.redfeminista.org/noticia.asp?id=7645)

La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

La Organización de Naciones Unidas en la IV Conferencia Mundial de 1995 reconoció ya que la violencia contra las mujeres es un obstáculo para lograr los objetivos de igualdad, desarrollo y paz y viola y menoscaba el disfrute de los derechos humanos y las libertades fundamentales. (Exposición de motivos de la LEY ORGÁNICA 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género).

Se considera violencia de género cualquiera de las situaciones siguientes (y muchas otras):

  • Violencia psicológica, incluye toda conducta, verbal o no verbal, que produzca en la mujer desvalorización o sufrimiento a través de amenazas, humillaciones o vejaciones, exigencia de obediencia o sumisión, coerción, insultos, aislamiento, culpabilización o limitaciones de su ámbito de libertad.
  • Violencia económica, incluye la privación intencionada, y no justificada legalmente, de recursos para el bienestar físico o psicológico de la mujer y de sus hijas e hijos o la discriminación en la disposición de los recursos compartidos en el ámbito de la pareja.
  • Violencia física, cualquier acto de fuerza contra el cuerpo de la mujer, con resultado o riesgo de producir lesión física o daño.
  • Violencia sexual y abusos sexuales, cualquier acto de naturaleza sexual forzada por el agresor o no consentida por la mujer.

Si esta clasificación la trasladamos al ámbito de las relaciones sentimentales, de pareja, tengamos en cuenta que no sólo las mujeres estamos expuestas, sino que el agresor, el maltratador, va a intentar subyugarnos con amenazas hacia nuestras familias (hijas/os, madres, padres, hermanas/os,…).

¿Y qué se puede hacer?. Mejor, que NO hay que hacer desde los Poderes Públicos:

–         NO seguir recortando en Planes y Políticas de Igualdad (se han reducido los presupuestos destinados a Políticas de Igualdad, la Ley de Autonomía Personal y la Ley de derechos sexuales y reproductivos)

–         NO ELIMINAR las subvenciones destinadas a las Organizaciones de Mujeres y Asociacionismo en materia de Igualdad.

–         NO A LA REFORMA LOCAL, que antepone la rentabilidad económica a la rentabilidad social, dejando sin contenido las competencias municipales en materia de Servicios Sociales

–         NO IMCUMPLIR las leyes de igualdad en cuanto al uso del lenguaje no sexista y a la obligación de los poderes públicos de integrar la igualdad real de mujeres y hombres en todas sus políticas.

–         NO IMPLANTAR LEYES DE EDUCACIÓN SEXISTA, donde desaparece Educación para la Ciudadanía y donde se promueve la educación segregada por sexos (entre otras cuestiones).

–         NO DEJAR DE INVERTIR EN LA FORMACIÓN DE PROFESIONALES, para desmontar estereotiposestablecidos en cambios como el sanitario, policial y judicial (entre otros).

–         NO APROBAR REFORMAS LABORALES que refuerzan la desigualdad del mercado laboral y empeora la economía de las mujeres.

–         NO MENTIR ante el comité de la ONU, omitiendo los recortes en el presupuesto para igualdad, lucha contra la violencia de género y cooperación.

–         NO SEGUIR VINCULANDO PREVENCIÓN DE VIOLENCIA DE GÉNERO CON SÓLO DENUNCIAR LA SITUACIÓN SUFRIDA.

–         NO HACER LEYES QUE NOS CONVIERTAN A LAS MUJERES EN SERES HUMANOS SIN DERECHO A DECIDIR

Esto que no hay que hacer, es lo que están llevando a cabo gobiernos de las comunidades autónomas gobernadas por partidos conservadores de derechas y el Gobierno de Mariano Rajoy.

¿Qué hacer si existe la posibilidad de estar sufriendo violencia de género?:

Acudir a recursos especializados: Servicios Sociales de tu municipio, Asociaciones de Mujeres, llamar a 012 y pedir que te pasen con 012MUJER y/o llamar a 016.