La liquidación presupuestaria es el principal elemento para valorar la situación económica del Ayuntamiento y, consecuentemente, de la gestión económica del Gobierno Local.

La liquidación presupuestaria no se vota por la Corporación simplemente se aprueba por el Alcalde del municipio, en nuestro caso, por D. Jesús Moreno del PP. Al no quedar constancia explícita, a través del voto, de la valoración y de los posicionamientos de los grupos políticos de la oposición, desde el Grupo Municipal Socialista queremos transmitir nuestra opinión general sobre la forma y el fondo de la liquidación presupuestaria de 2013,  aunque la seguiremos desgranando con mayor minuciosidad.

La valoración en cuanto a la forma es negativa.

El gobierno incumple, nuevamente, su compromiso. El 28 de febrero el Alcalde aprobó la liquidación presupuestaria,  sin embargo la oposición recibimos la información hace sólo seis días. El Gobierno Local, una vez tras otra,  se compromete a entregarnos la documentación de los temas importantes, como es la liquidación, con el tiempo suficiente para poder estudiar los expedientes con detenimiento. Nunca lo hacen.

            Mal también por la falta de respeto demostrada a la oposición. Porque al mismo tiempo que se nos entregaba la documentación, el Alcalde estaba dando cuenta y valorando la liquidación presupuestaria en los medios de comunicación. Mucho antes de haber cumplido con los pasos que establece la ley, que son dar cuenta a la oposición en la comisión informativa y en el pleno.

 Como también es una  falta de respeto, en este caso hacía los vecinos, cuando el Gobierno Local ha transmitido públicamente una información sesgada y manipulada. Manipular no es sólo tergiversar sino también ocultar, que es lo que  ha hecho el gobierno trasladando sólo la información que le interesa que se conozca, vulnerando el derecho de los vecinos a conocer la situación real de su Ayuntamiento.

En cuanto al fondo, la valoración del Grupo Municipal Socialista tiene luces y sombras.

Una buena valoración en cuanto a que el resultado del ejercicio sea positivo junto a otros indicadores que mejoran.  Un resultado del ejercicio del que nos sentimos partícipes, al igual que de los dos anteriores también positivos,  porque precisamente se han dado cuando el Gobierno Local  ha acometido parte de las medidas que durante años les proponíamos, como conformar presupuestos con ingresos reales y la supresión de gran parte de las  externalizaciones de los servicios municipales.

Pero en este resultado de ejercicio existe una sombra que se repite hace años y es una rémora difícil de solucionar: el pendiente de pago al final del ejercicio. Y que a 31 de diciembre de 2013 ascendía a -10,5 millones de euros. O lo que es lo mismo el Ayuntamiento ha iniciado 2014 debiendo 10,5 millones de euros.

De esa cantidad hay, concretamente, 7,8 millones de euros que es deuda comercial  a proveedores, y significa que el 41% de las obligaciones contraídas con los proveedores en 2013 no se han pagado. Un grave problema para nosotros y para ellos.  También significa que no se está pagando a 60 días como dice el gobierno, porque es imposible generar una deuda del 41% anual sólo entre los meses de noviembre y diciembre.

La falta de liquidez del Ayuntamiento se comprobó, posteriormente, cuando en otro punto del orden del día del pleno el gobierno presentó la solicitud de anticipo de 1 millón de euros con cargo a la participación de tributos del estado para 2014.

La otra gran sombra de la liquidación presupuestaria a la que nos enfrentamos es: un remanente de tesorería para gastos generales negativo de -7 millones. Una magnitud que en palabras de la interventora es especialmente importante. El remanente de tesorería lo que pone de manifiesto es la situación económico-financiera del Ayuntamiento para generar los recursos necesarios que financian el gasto,  y en este caso son negativos. Además, la solución presentada por el gobierno para paliar ese déficit de recursos se difiere al año 2015.

El fondo real de la liquidación es que nos encontramos en una situación complicada que el Gobierno Local quiere desdibujar, hacia fuera con notas de prensa viciadas y hacía dentro ninguneando a la oposición.

El Grupo Municipal Socialista entiende que el Gobierno Local del PP debería de ser más sensato. Informar a los vecinos, desde la sinceridad, trasladando la situación real existente e involucrando a la oposición para buscar alternativas entre todos los grupos municipales.