El pasado año se renombró la emblemática estación de metro de Madrid “Sol”, ahora se llama “Sol-Vodafone”. Una manera de visualizar la “cooperación” público-privada.

En un futuro, esperamos más cercano que lejano,  habrá una nueva estación de cercanías en el nuevo crecimiento tricantino. Un nombre adecuado para cerrar la “cooperación” Ayuntamiento-Empresa puede ser: AR Nuevo Tres Cantos – FCC.

Una historia de “cooperación” que se remonta una década atrás.  Donde  los protagonistas son, por el Ayuntamiento, los equipos de gobierno hasta 2007 de PP-TCU y después sólo del PP, y por Empresa, Fomento de Construcciones y Contratas, FCC.

La historia se inició el 7 de mayo de 2003, cuando la Comunidad de Madrid aprobó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Tres Cantos. La zona a desarrollar se denominó AR Nuevo Tres Cantos, con un plazo máximo de desarrollo hasta julio de 2011. Los hitos vividos desde entonces han sido:

Abril 2004.- FCC con un grupo de empresas del sector inmobiliario, propietarias del 51% del suelo del PGOU, firman ante notario un acuerdo para presentarse juntas como Empresa Urbanizadora y Concesionaria de la Gestión del Sistema Entidad a un concurso para el desarrollo del nuevo crecimiento de Tres Cantos. Julio 2004.- El concurso que se desconocía en ese momento, dado que este desarrollo se iba a realizar a través de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Tres Cantos (EMSV), se presenta en el pleno municipal y lo aprueba el gobierno con el voto de un concejal propietario de suelo en el nuevo desarrollo.

A continuación, en época estival, se presenta el pliego de condiciones del concurso para la adjudicación de la concesión, valorando que en igual de ofertas tendrá derecho preferente la que represente, como mínimo, el 50% de la superficie.

Septiembre 2004.- Se abren las ofertas del concurso, sólo se presenta FCC.

Octubre 2004.- La oferta económica de FCC es inaceptable, porque no se recoge entre los aprovechamientos para el Ayuntamiento el suelo residencial.

Enero 2005.- El día 13, el concurso queda desierto y se inicia un negociado sin publicidad invitando sólo a FCC. Una semana después la empresa varía los términos de la primera propuesta y otorga al Ayuntamiento la adjudicación preferente de la utilización de 600 viviendas de VPPB, y se le adjudica finalmente el contrato y un mes después se firma el convenio entre el Ayuntamiento y FCC (empresa concesionaria), y posteriormente propietaria del 62% del suelo del ámbito de desarrollo y del 68% de las viviendas.

Febrero 2006.- La empresa concesionaria presentó el Plan Parcial de Ordenación Urbana (PPOU) aumentando las viviendas previstas, 4.200 hasta 6.900, pudiendo llegar a más de 8.000 (cláusula de flexibilidad). Modificando el uso terciario (suelo para empresas, oficinas, etc) por suelo residencial, lo que suponía un incremento del beneficio para los propietarios del suelo modificado.

Noviembre 2006.- El gobierno  aprueba una Addenda al convenio suscrito. En esta ocasión el propio Ayuntamiento rehusa finalmente a suelo residencial, aquello por lo que en su día quedó desierto el concurso. En contraprestación designará las condiciones de los adjudicatarios de 1.600 viviendas protegidas (1000 viviendas para jóvenes tricantinos de alquiler con opción a compra más las 600 sólo de compra), que se van a construir en antiguo suelo terciario de FCC que se modificó a residencial, situación por lo que estas viviendas se encuentran junto a la vías de cercanías y de la M607.

Octubre 2008.- El gobierno aprueba el plan especial de las 1000 viviendas, que supuso la disminución de la superficie y el incremento del precio.

Junio 2009.- La comisión de seguimiento de la obra compuesta por técnicos del ayuntamiento, de la EMSV y de FCC informó de: “la aparición de actividades críticas en el cumplimiento del plan de obra solicitándose una nueva planificación que contemple actividades pendientes de ejecutar en lo restaba del plazo de urbanización previsto”.

Julio 2010.- Fecha de finalización del convenio. FCC solicitó una primera prórroga de 23 meses para finalizar la conexión a la M607 y la urbanización de la zona. El gobierno se la concedió sin constatar responsabilidades ni cuantificar sanciones.

Julio 2011.- Según el Plan General de Ordenación Urbana (2003) tenía que finalizar la urbanización, por consiguiente se tendría que haber modificado  el PGOU para cumplir la prorroga solicitada anteriormente. No se hizo.

Mayo 2013.- FCC presentó la modificación de la cláusula de flexibilidad  del Plan Parcial de Ordenación Urbana, lo que significó que finalmente se van a construir 8.578 frente a las 4.200 aprobadas inicialmente. El gobierno aprobó la modificación.

Mayo 2013.- FCC solicitó la segunda prórroga para la urbanización del sector, en esta ocasión por 10 meses. El gobierno se la concedió sin constatar responsabilidades ni cuantificar sanciones.

Diciembre 2013.- FCC vende 424 viviendas de las 1000 viviendas para jóvenes a Blackstone por 60.000€ cada vivienda. Una cantidad bastante inferior a los 170.000€ de media que tendrán que pagar los jóvenes tricantinos que opten por la compra.

Febrero 2014.- FCC solicita la tercera prórroga para la conexión con la carretera M607 y la urbanización de la zona. El gobierno, nuevamente,  se la concede sin constatar a qué son debidos los retrasos, quién es responsable y sin cuantificar las sanciones correspondientes según el convenio entre el Ayuntamiento y FCC.

Y la historia continúa…  ¿hasta cuándo…?.

Un gran ejemplo de “cooperación” entre lo público y lo privado.

Lydia Martínez Mora

Portavoz del Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos