Nuevamente el gobierno municipal del PP otorga una prórroga a FCC, la tercera desde julio de 2010, sin constatar a qué son debidos los retrasos, quién es responsable y sin cuantificar las sanciones correspondientes según el convenio entre el Ayuntamiento y FCC.

Según el concejal de urbanismo “no es bueno hacer ruido”

En el pleno del 27 de febrero el gobierno municipal de PP, con el apoyo de UPyD, ha otorgado la tercera prórroga a FCC para terminar una obra que debería estar finalizada según el convenio entre FCC y el Ayuntamiento de Tres Cantos en julio de 2010.

Es incomprensible que esta empresa, acostumbrada a realizar obras de gran envergadura,  presentara un proyecto técnico de ejecución que no tuviera en cuenta el propio funcionamiento de su actuación. La consecuencia es un retraso, hasta ahora, de 4 años y medio.

Las tres prórrogas se han establecido a través de información proveniente de FCC que pone en liza a otros organismos (ADIF, el Canal, la Confederación del Tajo, la Dirección de Carreteras, etc) pretendiendo  focalizar la tardanza en otros.

 En las tres ocasiones los técnicos del Ayuntamiento han presentado informes que levantan acta de lo que se ha hecho y de lo que está pendiente, para finalizar adhiriéndose a la petición de las prorrogas, sin esclarecer las responsabilidades. El gobierno municipal no ha averiguado por qué se producen los retrasos ni quién es responsable ni ha tomado ninguna medida sancionadora tal y como se recoge  en el convenio firmado con FCC.

El gobierno del PP no debería dejar que pase el tiempo y esperar al final para averiguar que ha pasado, se debe de hacer en el momento que las cosas ocurren: después nadie se hará responsable.  Es muy posible que si se hubiera actuado la primera vez, en 2010, no hubieran habido más prorrogas.

Además, las prorrogas incumplen el Plan General de Ordenación Urbana que daba como plazo máximo de finalización: mayo de 2011. Sin embargo no se ha solicitado ninguna modificación del plan.

“Todos estamos deseando que se acaben las obras, la urbanización, todo lo que falta. Y la prorroga es el mecanismo para continuar, pero siempre en base a las normas urbanísticas, al convenio y a los intereses del Ayuntamiento. El gobierno debía de haber actuado en 2010, conocer el porqué de los retrasos, las responsabilidades y haber aplicado el convenio que firmaron, como le solicitamos desde el Grupo Socialista” afirma Lydia Martínez, portavoz del Grupo Socialista. “Sin embargo han respondido con la inacción y dejando pasar el tiempo. La hoja de ruta la marca FCC y como dijo el concejal en el pleno  “no es bueno hacer ruido”.