Cerca de un millar de vecinos han utilizado durante cuatro años el recurso  extraordinario de revisión, puesto a su disposición por el Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos sin coste alguno, para subsanar un error en la valoración catastral de  sus viviendas y con ello la disminución del IBI durante los diez años de vigencia de la actual valoración catastral

A raíz de la valoración catastral de las viviendas de Tres Cantos, que se aplicó a partir de enero de 2010, el PSOE de Tres Cantos detectó una error en la valoración de las viviendas protegidas donde el valor catastral superaba el precio del módulo establecido en contra de la normativa. La subsanación del error suponía que durante los diez años siguientes el valor catastral sería menor y consecuentemente el impuesto del IBI.

            En el pleno de octubre de 2009, antes de la aplicación de la nueva valoración catastral, el Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos presentó una moción solicitando a la Corporación  que se diera traslado de este error a la Gerencia del Catastro para que fuese subsanado, el PP votó en contra. De haberse aprobado la propuesta la Gerencia del Catastro hubiera podido actuar directamente sobre todas las viviendas protegidas.

            Ante la negativa del gobierno local del PP el grupo socialista,  que según la ley no podía actuar y reclamar de manera independiente, confeccionó  un recurso extraordinario de revisión con una vigencia de cuatro años para que cualquier vecino propietario de este tipo de vivienda de manera gratuita hiciera la reclamación pertinente.

            Desde enero de 2010 hasta enero de 2014 el PSOE de Tres Cantos ha puesto a disposición de los vecinos cerca de mil recursos, tanto de manera personal como a través de internet  mediante la petición por correo electrónico o bien descargándolo en la web  socialista de la ciudad.

            “Nos alegramos que un importante número de vecinos hayan podido subsanar el error a través de este recurso. De lo que no nos alegramos y además no tiene ninguna explicación es que el propio gobierno local que dispone de todos los medios a su alcance no se diera cuenta en su momento del error y, sobre todo, que posteriormente cuando desde el Grupo Municipal Socialista lo detectamos y fue reconocido por el propio catastro, el PP se posicionará en contra de la solución” afirma Lydia Martínez portavoz del Grupo Municipal Socialista. “Seguimos sin comprender si fue por no querer rectificar y darnos la razón o por  un tema de recaudación. En cualquier caso no lo hizo y los afectados han sido los vecinos de la ciudad”.