Antonio Ramos
  • Facebook
  • Twitter

Antonio Ramos
Secretario de Cultura
PSOE de Tres Cantos

En los últimos años de oposición del Partido Popular, éste fundamentó su política de cara a la sociedad en los insultos, mentiras y manipulación a través de los medios de comunicación afines, que vienen a ser la mayoría, al tiempo que en la calle acompañaba esta oposición la iglesia y algunas asociaciones próximas a ellos, las mismas que cuando gobierna el PP se quedan en el más completo de los mutismos. 

Cuando se aproximaban las elecciones generales, el PP hizo un programa político fuera de la realizad del momento y a sabiendas que no lo cumpliría, por lo que mintió a los ciudadanos con cantos de sirena y ha pasado lo que tenía que pasar. La mitología griega decía que los marineros que escuchaban a las sirenas, sus barcos se estrellaban contra los acantilados. Viendo lo que ahora está pasando, podríamos decir que los ciudadanos hemos naufragado.  ¿Qué hemos perdido, tras los cantos de sirena populares de hace dos años?: 

Trabajo: En los dos años que lleva en el poder PP se han destruido más de un millón dos mil seiscientos setenta y tres puestos de trabajo   (puestos que existían y que en estos momentos ya no existen). El paro ha aumentado, encontrándose en estos momentos en cuatro millones setecientos un mil trescientas treinta y ocho personas: y si tenemos en cuenta  a las personas no están en condiciones de trabajar y no pasan por las oficinas del INEM porque carecen de perspectivas, más los españoles que estos dos años han salido al extranjero en busca de trabajo y a los extranjeros que se han regresado a sus países de origen, podemos decir que el paro real en España en estos momentos pasaría con creces de los cinco millones. Tenemos una precariedad en las prestaciones por desempleo porque a los parados generados durante el mandato popular se les han reducido las prestaciones.

Reforma laboral: Tras la puesta en marcha de esta reforma ha hecho acto de presencia la precariedad en el empleo, la facilidad en el despido y abaratamiento de los mismos, empeorando las condiciones de trabajo, incrementándose las horas de trabajo y la bajada de salarios, de tal manera que se estima que en los dos últimos años los salarios han bajado un 6%; los contratos que se firman son temporales, con una media de 50 días, mientras se está imponiendo la nueva contratación por horas; en resumen, estamos ante una reforma laboral tal y como la pedían los empresarios y en contra de los trabajadores, esos dirigentes empresariales que dan ejemplo no pagando a los trabajadores ni a la seguridad social y demás impuestos.

Jubilación: En los próximos diez años los pensionistas perderemos un 18%  del poder adquisitivo (si ahora tenemos 100 euros, dentro de diez años tendremos el 82 euros), esto siempre y cuando el IPC no suba por encima del 1,5%, porque si se dispara se podrá perder más de un 25%. Y si a todo esto añadimos los pagos de sanidad y otros servicios, comprobamos que la pensión de un jubilado se ve tremendamente reducida.

Impuestos: Con la actual presión fiscal, creo que todos tenemos claros que con el IVA, el IRPF, el IBI y demás impuestos, el poder adquisitivo de una gran parte de los españoles ha bajado como mínimo un 3%, porque los impuestos no son iguales para todos: el IVA repercute más en los que menos tienen, ya que todos sus ingresos van al consumo y éste se encuentra grabado como mínimo con un tres por ciento; el IRPF repercute más en los asalariado, al tiempo que han bajado los impuestos de capital y los de sociedades. ¿A quiénes benefician? ¿A quiénes perjudican?, el Sr. Montoro ha hecho de hacienda el castillo de la princesita y los dragones, su poder consiste en amenazar a todos los que contradicen la política del PP o se manifiesta contra ella, metiendo la inquisición dentro de un ministerio que era respetado por todos.

Los funcionarios: Durante estos dos años, no ha habido ningún segmento del funcionariado que no haya sido insultado y desacreditado, se les ha bajado el salario y se han empeorado sus condiciones de trabajo.

Salvar la banca española: Los españoles tendremos que pagar de nuestros impuestos el 80% del precio del rescate unos 37.000 millones de euro, esos dinero que no serán empleados en servicios públicos de los ciudadanos. Se ha creado el banco malo, pagado por todos nosotros, ¿pero que es el banco malo?, pues para mí, es un banco donde los banco llevan activos que darán perdida y las convierten en beneficio con el perjuicio constante y sonante para el ciudadano español. Otra mentira más del gobierno que decía que a los ciudadanos españoles no les costaría un euro.

 Este es el panorama, a grandes rasgos, de lo que tenemos después de dos años de Gobierno del PP. Que cada cual mire a su situación, a la de sus hijos, padres, amigos y la de todos los que le rodean, y si no pertenecen a la clase privilegiada que el PP  defiende,  verán la realidad en la que vivimos.

En estos momentos, “hemos salido de la crisis”, es lo que todos los ministros y sus voceros nos están recordando a todos horas, pero no hay indicadores que en los que se vea que esto suceda ni a corto ni medio plazo.

Antonio Ramos

Secretario de Cultura del PSOE de Tres Cantos