Tres Cantos
  • Facebook
  • Twitter

Foto de la ciudad

Cualquier vecino o vecina de Tres Cantos puede estar contento de vivir en una ciudad como la nuestra. Grandes avenidas peatonales, muchos espacios verdes y zonas infantiles, en definitiva, una ciudad moderna, amable con la gente y un buen sitio donde vivir. Pero Tres Cantos necesita más, quiere más.

Tres Cantos necesita eso que, en nuestra opinión, el gobierno de Jesús Moreno no está sabiendo ofrecer pues anda centrado en parecer, más que en realmente ser. Eso que Tres Cantos necesita, son sus vecinos, sus asociaciones, sus comerciantes, la opinión de sus gentes.

Nuestros ediles y su ejército de asesores nos ofrecen actividades como, Festibike, el festival de octubre, la October Fest, la feria del marisco, el mercado medieval, etc…. Saben que nos gusta ir a tomar una cerveza con los amigos, como si estuviéramos en München. Nos gusta degustar un pulpo a la gallega junto al lago mientras brindamos con Ribeiro, claro. Nos encanta disfrutar con el mercadillo medieval en familia, cómo no. Pero queremos más, Tres Cantos necesita más y esto parece que no lo saben.

Nos gustaría que los pequeños comerciantes de nuestra ciudad también pudieran aprovechar esos escaparates. Que además de venir comerciantes a vendernos sus productos, vinieran vecinos de otros pueblos a comprar a nuestros comercios. Que sean nuestros músicos los que suenen en los festivales también. Que nuestras asociaciones pongan su experiencia al servicio de sus vecinos. Que nuestros deportistas estén en el foco, aunque no jueguen en primera división.

Nuestros ediles no dudan en repetir el mantra de que estas actividades son de calidad y a “coste cero”, con eso justifican todo lo demás. Todo se mide por la cuenta de resultados. Necesitamos algo más que el “coste cero”, porque el coste está siendo la propia ciudad, que adormece a sus vecinos relegándolos a ser simples clientes, sin voz. Necesitamos ser más que clientes o espectadores, queremos ser los actores, queremos hacer ciudad.

Tres Cantos necesita un proyecto que sea capaz de incluir a los vecinos en las propias actividades que se organizan, que cuente con los comerciantes, asociaciones y colectivos de la ciudad, que gaste en ellos más y menos en personal de confianza que contrata espectáculos a “coste cero”. Gobernantes que sepan cuales son las necesidades verdaderas de los vecinos y junto a ellos, construya una ciudad activa y viva. Y eso es lo que ofrece el partido socialista, una manera de hacer política para y con las personas. ¿Te apuntas?