El Alcalde, además de los 240.000 euros al año que utiliza en personal de confianza para cuidar y publicitar su imagen e intentar afianzar el cargo que no ganó en las urnas, y como no tiene suficiente con los medios municipales de comunicación, ni tan siquiera con los medios de comunicación locales de la zona, amplía la difusión de su figura a los medios nacionales conservadores.

La cuestión no estriba que quiera darse a conocer sino con qué medios económicos lo hace,  que no son otros que los impuestos de los tricantinos.  ¿Es adecuado que entre los meses de marzo-mayo se hayan producido diversas facturas de publicidad al diario La Razón, medio nacional, por un total de 29.318€?

Esta es la fórmula para que Jesús Moreno haya conseguido: una entrevista en este diario,  estar presente en los Desayunos Municipales de La Razón, donde  Esperanza Aguirre le respaldó como uno de los “líderes emergentes del PP” y hasta ser ponente del I Foro de Emprendedores de la Razón. Si finalmente consigue ser líder emergente deberá de agradecérselo a los tricantinos.