En el pasado mes de mayo el Gobierno Municipal del PP se gastó solo en publicidad más de 20.000 euros en diferentes medios de comunicación tanto nacionales como locales, a cambio de la publicidad el Alcalde obtuvo entrevistas, artículos, fotos, programas radiofónicos, etc.

El coste es desmesurado y en muchos casos de difícil justificación y de forma habitual se práctica sin control y de una forma subjetiva por el gobierno local.

El gasto en publicidad en el mes de mayo prácticamente duplicó al de las ayudas sociales de emergencia que ascendieron a 11.000 euros. Se trata de una cuestión de prioridad y el Alcalde la tiene muy clara: su imagen.