El Boletín Informativo Municipal se creó en 2009 y según el pliego de condiciones con el objetivo de trasladar a los ciudadanos del municipio la “información” relativa a cultura, deportes, juventud, infancia, mujer, cooperación internacional, consumo, formación, etc. En ningún caso como un instrumento de propaganda partidista del gobierno local ni del propio Alcalde.

En la Carta de Participación Ciudadana se definen los principios inspiradores de la actividad informativa municipal: imparcialidad, objetividad, pluralidad y veracidad de la actividad informativa municipal. También se recoge el deber de garantizar el principio de pluralidad, reservando en los  diferentes medios informativos de titularidad municipal espacios a disposición de todos los grupos municipales y de las entidades ciudadanas tricantinas que lo soliciten atendiendo a su representatividad. Cuando la oposición ha reclamado este derecho la respuesta del gobierno ha sido: “No hay cabida para los políticos, es sólo una revista de información”. La realidad demuestra que sólo hay cabida para  los políticos del PP.

La  edición del Boletín Informativo Municipal  cuesta al erario público 45.474,84 euros al año. Un medio municipal y un gasto que forma parte de la propaganda partidista del Gobierno Municipal del PP y del Alcalde. Un Boletín Informativo Municipal que no cumple con el objetivo para el que creado.