El Alcalde Jesús Moreno se lava las manos y traslada al Pleno su incapacidad de actuación ante el desmantelamiento de la oficina del Instituto Nacional de la Seguridad Social, INSS. Si no se impide, el INSS dejará de ofrecer su servicio en nuestro municipio el 1 de mayo.

En el pleno municipal de febrero el Grupo Socialista solicitó al Alcalde la confirmación de la noticia del cierre de la oficina del INSS. Situación que fue confirmada por Jesús Moreno a la vez que se desentendía de cualquier petición institucional en contra de esta decisión, y proponiendo como única solución la opción de trasladar los trámites y la información a través del móvil o vía internet.

El Alcalde recalcó que el cierre no se debía a una decisión económica, entonces ¿a qué se debe?. Defender, como él hizo, que se acometen pocas actuaciones es difícilmente sostenible, de hecho y debido a la afluencia de usuarios se tuvo que implantar la cita previa. En el último mes de febrero de 2012, sólo con dos funcionarios se han tramitado 46 jubilaciones, 16 prestaciones de viudedad y 14 de orfandad, más todos los servicios prestados de información. Por lo que se deduce que el cierre se debe entre otras cosas a la incapacidad del Gobierno Municipal del PP para defender los intereses de Tres Cantos frente a la Administración Central, más cuando hizo gala de tener una buena relación con los Secretarios de Estado.

La oficina del INSS se abrió en septiembre de 2009, fue una reivindicación y en gran medida un logro de la Asociación de Vecinos de Tres Cantos. La oficina tiene una doble función: informativa y de tramitación de las gestiones necesarias para altas y bajas por enfermedad, maternidad y paternidad, jubilación, fallecimientos, pensiones por orfandad y viudedad, pensiones de incapacidad permanente, prestaciones familiares, etc., un servicio que ha dado respuesta a las necesidades en aumento de este municipio. Además la realidad confirma que aunque exista la posibilidad de utilizar los medios tecnológicos, finalmente se tiene que acudir al trato personalizado porque las situaciones son muy subjetivas y requieren respuestas específicas que no se tramitan a través de la red. El cierre de esta oficina supondrá que los tricantinos tendrán que desplazarse a Alcobendas, Colmenar Viejo o Madrid.

El día de la inauguración de la oficina del INSS de Tres Cantos el entonces Alcalde, José Folgado, dijo: “…espero que este sea sólo el primer  paso de los que deben darse para que una ciudad moderna y en crecimiento como Tres Cantos disponga de las dotaciones que precisa para atender a su población..”. También destacó la necesidad de que la nueva oficina fuera ampliada en un futuro no muy lejano, de hecho había una propuesta sobre la mesa para la nueva ubicación. Sin embargo tres años y medio después, el siguiente paso que ha admitido el Gobierno Municipal ha sido hacía atrás, ya no es que se amplíen las dotaciones es que se recortan los servicios. No hay que olvidar que cuando un servicio se cierra suele ser para siempre, o al menos por mucho tiempo.

La confirmación del cierre de la oficina del INSS en el Pleno Municipal no por ser algo previsible según un rumor existente dejó de ser menos incomprensible. El Alcalde no había informado a la oposición sobre la desaparición del servicio, e intentó desentenderse de cualquier responsabilidad, y lo que es peor, traslado su decisión de no actuar contra el cierre de la oficina. Desde el Grupo Municipal le trasladamos nuestro apoyo para acometer las acciones necesarias para mantener el servicio, y le solicitamos que fuera él quien se pusiera a la cabeza de la reivindicación institucional y ciudadana” afirma Lydia Martínez portavoz del Grupo Municipal Socialista.