Además de la bonificación por domiciliación y fraccionamiento del pago del IBI, existe la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento de este impuesto por un máximo de 24 meses, sin que suponga intereses para el contribuyente, para los parados de larga duración propietarios de un inmueble con un valor catastral inferior a 150.000€.

Nuevamente el Gobierno Municipal ha insistido en mantener el tipo impositivo del IBI para este año. Nuevamente esta decisión supondrá un incremento medio del 9% en los recibos de este impuesto para 2013. Nuevamente se pone de manifiesto el incremento continuado del IBI, que el gobierno de mayoría del PP inflige año tras año, desde 2008, a los tricantinos y que siempre supera el IPC anual.

Nuevamente, un año más, el Grupo Socialista presentó alegaciones a la Ordenanza Fiscal Reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, en este caso solicitando la congelación del mismo para el ejercicio 2013. Proposición que no fue admitida por el gobierno municipal.

Finalmente se ha recogido una bonificación del 5% para aquellos vecinos que decidan domiciliar y fraccionar el pago para hacer un poco más asequible el incremento de 2013.

Situación que se podrá hacer efectiva según las siguientes condiciones:

– El acogimiento a este sistema de pago será de carácter rogado. Las solicitudes presentadas en fecha posterior a los meses de enero y febrero surtirán efecto para el año siguiente, en el año 2013 surtirán efecto las solicitudes presentadas hasta el 31 de marzo de 2013.

– El importe total anual del recibo se distribuirá en dos plazos:
Primer plazo. La cuantía será igual al 50% del importe del recibo correspondiente al ejercicio en curso y se cobrará por domiciliación el 1 de junio o inmediato hábil posterior.
Segundo plazo. La cuantía será igual al 50% del importe del recibo y se cobrará por domiciliación el 1 de octubre del ejercicio o inmediato hábil posterior. En este segundo plazo se aplicará la bonificación del 5%.

El Grupo Socialista trasladó su voto positivo a esta propuesta, y al mismo tiempo solicitó al Gobierno Municipal que cuando se diera información pública de esta iniciativa también se hiciera sobre la otra formula existente para el aplazamiento o fraccionamiento del pago del IBI aprobada en 2010 porque podría resultar de interés para los contribuyentes que se encuentren en  situación de desempleados de larga duración. Dado que contrariamente a la petición no se ha dado ninguna publicidad sobre esta posibilidad, el Grupo Socialista informa para quién le pueda resultar de interés, de la Disposición Adicional que viene recogida en la Ordenanza Fiscal Reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles:

DISPOSICIÓN ADICIONAL. Aplazamiento o fraccionamiento de pago:

Los obligados tributarios, previa solicitud, podrán aplazar o fraccionar el pago del recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles de la vivienda habitual de la unidad familiar. Dicho plazo de fraccionamiento o aplazamiento tendrá un periodo máximo de 24 meses, a contar desde la finalización del periodo voluntario ordinario de pago.
La solicitud de aplazamiento o fraccionamiento deberá realizarse mediante escrito que obligatoriamente tendrá que estar registrado con fecha anterior como mínimo 30 días – a la finalización del periodo de pago voluntario. En dicha solicitud deberá manifestarse de forma clara si se solicita aplazamiento o fraccionamiento.
Los solicitantes deberán reunir, para su concesión, los siguientes requisitos:
a) Estar empadronados en el término municipal de Tres Cantos.
b) Acreditar mediante certificado expedido por el órgano competente y certificado de fe de vida laboral, la condición de parado de larga duración, entendiéndose como tal, llevar los doce meses inscrito, ininterrumpidamente, como demandante de empleo. Teniendo que encontrarse, por lo tanto, en esa condición de parado, el ejercicio anterior al que se solicita aplazar o fraccionar.
c) Que el inmueble para el que se solicita el aplazamiento o fraccionamiento  constituya la vivienda habitual.
Entendiéndose como tal, aquella que figura como domicilio del sujeto pasivo en el padrón municipal de habitantes.
d) Que el valor catastral del inmueble sea inferior a ciento cincuenta mil euros.
e) Acreditar mediante documentación emitida por la AEAT o presentada ante la misma, que la unidad familiar no ha obtenido ingresos en el que superen en dos veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.
La solicitud no podar ser concedida en el caso de que el solicitante o los miembros de la unidad familiar mantengan deudas en periodo ejecutivo con el Ayuntamiento.
El aplazamiento o fraccionamiento se concederá sin exigir la presentación de garantía.
El aplazamiento o fraccionamiento concedido se suspenderá y quedará anulado de forma automática, cuando se compruebe la inexactitud o falsedad de algunos de ellos. En tales supuestos de suspensión y anulación deberá procederse al pago de las cantidades debidas en el plazo de diez días naturales a dicha suspensión, computándose el plazo establecido desde su notificación.
En caso de solicitud de fraccionamiento el mismo se realizará mediante la domiciliación de recibos en periodos mensuales. El impago de dos plazos consecutivos producirá la anulación del fraccionamiento.
En el caso de aplazamiento se deberá producir el pago dentro de los diez días naturales siguientes a la finalización del plazo.
Los intereses que se devenguen en aplicación del interés legal, tanto en los aplazamientos como fraccionamientos, serán asumidos por el Ayuntamiento y se recogerá en una partida de gasto dentro del presupuesto del ejercicio correspondiente.

El Grupo Socialista desconoce cuántos son los vecinos que se puedan ver  afectados por esta norma, pero lo que resulta incomprensible es que el  Gobierno Municipal no haya dado información pública sobre una circunstancia que puede ayudar a mitigar la situación de las personas desempleadas, más allá de cuántos sean los vecinos que finalmente lo soliciten.