En el comienzo de curso hemos asistido a una serie de polémicas decisiones tomadas al alimón por las Concejalías de Educación, Cultura y Juventud sobre la Escuela Municipal de Música (EMM).

La decisión final del Gobierno Municipal del PP ha sido: reducir el coste y la  lista de espera de la EMM, dos actuaciones que resultan difícilmente  compatibles. También ha decidido cambiar la gestión de los talleres de música que se vienen impartiendo en el Centro Cívico de la Torre del Agua desde enero de 2011; asunto que por su importancia merece, en otro momento, una información y una reflexión más concreta y específica.

La primera actuación necesaria habría pasado por un estudio técnico-económico definido entre el gobierno y los profesionales de la propia EMM donde se recogiera, el objetivo de la escuela y las necesidades técnicas necesarias para su cumplimiento.

A continuación conocer el coste real para el cumplimiento del objetivo y valorar las necesidades económicas que requiere, y cuáles son cubiertas entre el Ayuntamiento, la Comunidad Autónoma y las cuotas de los alumnos. De esta manera habrían respuestas concretas en virtud del objetivo, si el servicio es caro o barato, si hay que reducir coste o no, si se puede asumir la lista de espera, etc., para que el gobierno y el equipo de profesionales acuerden decisiones priorizando la calidad, que siempre ha sido el estandarte de la Escuela Municipal de Música de Tres Cantos.

Finalmente, y a pesar que lo expuesto anteriormente proviene de la propia aplicación de la lógica, no hay constancia que se haya hecho algo parecido y el Gobierno Municipal ha decidido. De lo que sí hay constancia es que las tasas y precios públicos de las clases de la EMM desde 2010 se han incrementado anualmente y lo seguirán haciendo en 2013, además a partir de este año la tercera parte de las matriculas y cuotas de los alumnos de los talleres pasan al ayuntamiento, todo con el único objetivo de recaudar mientras que los sueldos del profesorado de la EMM han bajado un 20%, y obligando que con menos medios se asuman más esfuerzos como terminar con la lista de espera. Cuesta creer que después de 20 años de actividad de esta escuela y tras los ajustes realizados se planteé su sostenibilidad salvo que entre las prioridades del gobierno del PP de la ciudad no se encuentre la  defensa de la cultura.

La intervención de los gestores municipales incluidos los “técnicos” de confianza, concretamente de educación, cultura y juventud, en base a una supuesta eficacia en la gestión y desde luego con poco conocimiento sobre el tema no han reparado en juntar alumnos sin criterios educativos, niveles de aprendizaje o experiencia con la consecuencia en la calidad de la enseñanza y en el aprendizaje del alumno, tampoco han reparado en la desaparición de proyectos tan interesantes como la Big Band o en el incremento de alumnos para las clases individualizadas, como tan poco han reparado en los buenos profesores que han tenido que abandonar la docencia en la EMM.

Gestionar con eficacia supondría que el montante de los sueldos de los supuestos técnicos, 100.000€ anuales, después de demostrar su desconocimiento en esta materiapasarán a incrementar la partida para la EMM.

Recientemente el Gobierno Municipal, en un alarde de participación algo que no ocurrió hace meses sobre las decisiones antes relacionadas, puso en conocimiento de la oposición un “Reglamento de régimen interno para la organización y funcionamiento de la Escuela de Música” que se prevé llevar al pleno municipal en breve. Desde el Partido Socialista se trasladaron aportaciones, y se preguntó si en la confección del reglamento habían intervenido el personal de la EMM, padres, alumnos y otras asociaciones relacionadas con la escuela, porque precisamente los que están conviviendo con la situación de manera continuada pueden aportar importantes propuestas con conocimiento de causa, como la respuesta fue negativa se solicitó que se hiciera para que el gobierno no volviera a caer en el mismo error cometido hacía escasos meses.

El Partido Socialista espera que el Gobierno Municipal se haya puesto en contacto con las otras partes comprometidas en el reglamento para que sea un trabajo en común y con el máximo consenso, de no ser así, no apoyará ninguna decisión que de manera unilateral tome el gobierno pretendiendo que sea refrendada por la oposición.

Desde aquí, aprovechamos la ocasión para felicitar por el exquisito trabajo de los profesionales y del personal no docente de la Escuela Municipal de Música  de Tres Cantos que han conseguido durante 20 años ser un referente en la Comunidad de Madrid.