El PSOE de  Tres Cantos no comparte la decisión del Gobierno Municipal con la inclusión del municipio en la Mancomunidad del Noroeste para el tratamiento de residuos urbanos, sin conocer las contrapartidas que supondrá para el Ayuntamiento

En un pleno extraordinario, convocado con prisas y sin información, el Gobierno Municipal junto a UPyD han aprobado la inclusión del municipio en la Mancomunidad del Noroeste sin explicar las contrapartidas de esta decisión. La primera consecuencia supone que en las Ordenanzas Municipales para 2013 aparece por primera vez una tasa de basuras para industrias y comercios.

La tónica del Gobierno Municipal del PP de aprobar decisiones importantes para la ciudad sin dar la información necesaria y con urgencia se está convirtiendo en algo reiterativo. Ocurrió con los convenios para la privatización del Canal de Isabel II, con el tema de la zona del Tagarral y ahora con la Mancomunidad del Noroeste para el tratamiento de residuos sólidos urbanos.

En este caso la propuesta recoge, en principio, la constitución de la Mancomunidad; aunque también se incluye la capacidad  de dirimir cualquier otra gestión previa a la constitución de los órganos de gobierno de la Mancomunidad sin especificar ni acotar esas posibles eventualidades.

Además la propuesta plenaria solo viene acompañada del informe del Secretario del Ayuntamiento, donde dice “que el Ayuntamiento está  capacitado de formar parte de una Mancomunidad”, como no podría ser de otra manera…  Pero no se aporta ninguna otra documentación, ningún estudio previo, ninguna información, como por ejemplo sobre los resultados de la Mancomunidad del Este que ya está en funcionamiento. Tampoco se indica que va a suponer este cambio de gestión para los ayuntamientos adscritos a la Mancomunidad, ni existe ningún estudio económico de viabilidad porque con este modelo el aumento del coste del servicio de todo el ciclo recaerá en los ayuntamientos.

Aunque no deja de llamar la atención que de los 81 municipios de la zona norte sólo  estén interesados en constituirse en la Comisión Promotora 9 municipios. Como no deja de llamar la atención que el Ayuntamiento de Colmenar Viejo donde ya existe una planta de clasificación de residuos de envases y un vertedero lindando con Tres Cantos y que tiene una previsión de colmatación en 2016 no se haya adscrito a la Mancomunidad. Son situaciones que deberían dar que pensar.

El Plan Autonómico de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos 2006-2016 se aprobó en octubre de 2007, un año y diez meses después de la entrada en vigor. Además la Comunidad  de Madrid ha ido acordando moratorias sucesivas para la financiación  hasta el acuerdo final en diciembre de 2010, con lo cual, la estrategia de residuos para el período 2006-2016 no entrará en vigor en el mejor de los casos, en 2013, o sea siete años después de ser aprobada. Además, con tantos retrasos, no se han establecido los parámetros de seguimiento en 2010-2011 para ajustar el objetivo del Plan. Situaciones que hacen poner, al menos, en cuarentena la efectividad del Plan.

La Comunidad de Madrid ya ha utilizado los Fondos de Cohesión de la Unión Europea, 72 millones de euros, con una red de instalaciones que resulta incompleta, que no atiende las necesidades actuales y mucho menos las futuras. Situación que se ha de unir  a un modelo actual de tratamiento que se basa prácticamente en un método finalista de vertedero sin tratamiento previo. Lo que nos lleva a una situación casi de inicio del Plan que requerirá para su implantación un elevadísimo coste que ahora tendrá que financiarse por los ayuntamientos.

Este Plan no se puede dejar únicamente en manos de los municipios como ocurrirá finalmente a partir de 2016, tiene que existir un órgano de coordinación supramunicipal para su aplicación, para las tecnologías a emplear y para los costes que deben de ser compartidos entre los ayuntamientos y la Comunidad.

El Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos fue contrario a la adscripción a la Mancomunidad del Noroeste porque entiende que el que el órgano adecuado para el Plan Autonómico de Gestión de Residuos es un consorcio regional o una agencia regional u otro tipo de organismo, que coordine tecnologías, energía, que coordine costes y esfuerzos.

De hecho en las Comunidades Autónomas Uniprovinciales los Residuos Sólidos Urbanos se gestionan a través de consorcios con presencia de las distintas Comunidades y de los ayuntamientos. Un modelo que ha sido evaluado, que funciona bien y que debería servir como referencia porque asegura eficacia y economía en los servicios, da respuesta a los distintos pasos del tratamiento de residuos que requieren de técnicas complejas y costosas, con inversiones muy cuantiosas para las distintas instalaciones que a su vez requiere de un suelo muy característico y difícil de localizar.

“El Grupo Socialista voto en contra de la propuesta de la Mancomunidad por la formas que se ha tramitado la propia propuesta, aunque principalmente por lo que supone. A nuestro entender la gestión de los Residuos Sólidos Urbanos ha de ser compartida por la Comunidad y los Ayuntamientos” afirma Lydia Martínez, portavoz del Grupo Socialista. “La Comunidad de Madrid utilizó los Fondos de Cohesión de la UE destinados a este fin para dar respuesta a una pequeñísima parte del Plan de Residuos, y ahora como no quiere hacer más gasto deja en manos o mejor dicho en las arcas de los municipios para hacer frente al costoso Plan Autonómico de Residuos. La primera consecuencia para Tres Cantos es que en el año 2013 habrá por primera vez en el municipio una tasa de basuras para industrias y comercios, aunque mucho nos tememos que sea el primer paso para la implantación de una tasa de basuras para los vecinos”.